[Opinión] Regiones… llegó el momento

0

Por: Marco Antonio Díaz M. HUB Desierto de Atacama


Hoy somos testigos de un agotamiento de “El Modelo”. Frente a esa realidad, hay quienes corren prestos a denunciar una operación de propaganda, mientras otros vociferan a los cuatro vientos que el mercado ha muerto. Ni alegría para unos ni regocijo para otros, pues mientras exista una ciudadanía fuertemente afectada por la difícil situación sanitaria, social y económica por la que atraviesa, estas posturas serán sólo un pobre espectáculo de aquellos quienes, con independencia de la encuesta que se consulta, mantienen bajos niveles de aprobación, y no entienden que el verdadero modelo que ha demostrado su ineficacia es el de la centralización y concentración del poder y recursos.

Pues ¿cómo superamos ese modelo?; sabemos que perseverar en las tradicionales estrategias no será la solución, mover los equilibrios políticos, sin atacar el problema, sólo seguirá fomentando un modelo centralista asfixiante para con nuestras regiones, un modelo que mantiene alejadas las decisiones y recursos de los territorios donde inciden, y lo que es peor, de los habitantes a quienes afectan.

Por lo anterior, el invierno por el que hoy atravesamos aparece como la gran oportunidad de avanzar hacia una nueva primavera, hacia una descentralización política, administrativa y especialmente fiscal, como imperativo que no admite postergación.

Para Ulpiano, la definición de Justicia estaba dada por “dar a cada uno lo que es suyo”, por lo que como ciudadanos debemos preguntarnos si ¿nuestras regiones hoy están o no recibiendo lo que les corresponde? Para apoyar ese análisis es pertinente señalar que, según cifras oficiales, en Chile el presupuesto para los gobiernos subnacionales, entiéndase región y municipio, no sobrepasa el 11% al 2017, mientras que en los países unitarios de la OCDE estos recursos sobrepasan el 41%, dejando así en evidencia que la gran brecha esconde una profunda injusticia.

Números más números menos, son historias de vida las que están detrás, sueños de familias y personas que anhelan un país mejor, con más justicia social; así, en cada rincón de nuestras regiones resuena con fuerza la cita de Edmond Tutu que reza “Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor”.

¡No seremos neutrales! somos hombres y mujeres que desde regiones, día a día, contribuimos al crecimiento y desarrollo de nuestro país, y que hoy vemos una luz de esperanza en esa descentralización tan anhelada como necesaria.

El desafío no es menor, debemos alzar nuestra voz, pedir que se aceleren los procesos, sólo así lograremos que: a) el Estado pague una deuda histórica para con nuestras regiones y su gente, b) los ciudadanos tomen el control de las decisiones políticas que les inciden, con la tranquilidad que supone que éstas se adopten desde los territorios donde afectarán; y, c) revitalizar la relación representante/representado al acercar el escrutinio ciudadano y accountability de las autoridades a un flujo virtuoso que permita recuperar las confianzas en lo político, en el servicio público.

Soy optimista, llego el momento de las Regiones. ¡Súmate! Donde quiera que estés, quien quiera que seas ¡te necesitamos!


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com