Ministerio de Agricultura anuncia $2.000 millones para ir en ayuda de los productores de frutillas afectados por plaga de nemátodo

0

Asimismo, el ministro Esteban Valenzuela valoró la prohibición por parte del SAG de las formulaciones de plaguicidas que contengan la mezcla de glifosato con el coformulante tallowamina polietoxilada


Para financiar los gastos generados por la presencia del nemátodo del enanismo de primavera de la frutilla (Aphelenchoides fragariae), el Ministerio de Agricultura anunció $1.935 millones que beneficiarán a cerca de dos mil productores de frutillas.

“Podemos contar la buena noticia de que, en coordinación con la Dirección de Presupuestos de la nación, se han logrado movilizar y asegurar casi 2 mil millones de pesos para que INDAP acompañe especialmente a los pequeños agricultores, y por cierto el SAG e INIA”, sostuvo el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela. 

Además, el secretario de Estado añadió que “en síntesis, son cerca de 2 mil agricultores que van a ser asistidos en diagnóstico, control y en morigerar el daño de eta plaga. La coordinación entre los distintos servicios y también con los gobiernos regionales, la capacitación, y en algunos casos la reposición, porque los servicios están activamente viendo aquellos viveros que tienen plantas sanas”.

En el caso de INDAP, junto a la asistencia técnica y el apoyo directo a los productores, no se descarta la reprogramación de deuda. En ese sentido, el director nacional de INDAP, Santiago Rojas, señaló que “gran parte de la producción de frutillas está en manos de la Agricultura Familiar Campesina. Por lo mismo, desde la detección de la plaga, INDAP ha estado desplegado en los territorios acompañando a las campesinas y campesinos y capacitándolos respecto a las prácticas que permitan manejar la situación. Estos recursos adicionales nos van a permitir fortalecer los planes de formación; contratar servicios para la aplicación de los nematicidas para controlar la plaga; adquirir elementos de protección personal, entre otras líneas de acción”.

Por su parte, la directora nacional (s) del SAG, Andrea Collao afirmó que la institución “aumentó la capacidad analítica de su red de laboratorios y autorizó a dos laboratorios privados para apoyar en el diagnóstico de este nemátodo. Además, a la fecha ya aprobó el uso especial de 13 plaguicidas. Seguimos trabajando en coordinación con otros servicios del Agro como el INIA e INDAP en mesas regionales encabezadas por los Seremis”.

La directora nacional del INIA, Iris Lobos, dijo que “vamos a colocar a disposición nuestra red de laboratorios para poder hacer una detección rápida mediante test PCR Times– muy similar a lo del Covid- para la detección rápida del nemátodo en los foliolos. Estamos a disposición del SAG con 500 muestras mensuales por 4 meses para poder determinar qué planta está enferma y cuál no”.

Durante el anuncio, realizado en un punto de prensa en las instalaciones del Minagri, la diputada Mercedes Bulnes remarcó que es “importante señalar que este nemátodo no afecta al consumo humano, afecta la calidad y la cantidad de la producción, pero no es que la frutilla vaya a ser peligrosa para el consumo humano”.

En la oportunidad, la directora nacional (s) del SAG hizo un “llamado a los productores de frutillas a que si ven alguna sintomatología en sus cultivos, se acerquen a nuestras oficinas regionales para el análisis correspondiente y, de confirmar la presencia de la plaga, tomen de inmediato las medidas indicadas por nuestra institución para así evitar mayores daños”.


SAG prohíbe el uso de las formulaciones del plaguicida glifosato que contienen el coformulante tallowamina 

En la instancia, el ministro Valenzuela destacó el anuncio realizado la semana pasada por el SAG en que prohibió las formulaciones de plaguicidas que contengan la mezcla de glifosato con el coformulante tallowamina polietoxilada.

“El SAG ha hecho una labor bien efectiva en prohibir particularmente un glifosato, que es el que contiene tallowamina. A nivel internacional, se ha promovido eliminar este glifosato porque hay otra alternativa. Queremos evitar al máximo la toxicidad, que además en el espíritu de la ley apícola -aprobada de forma unánime en el Congreso- porque la idea es aislar al máximo los productos más nocivos”, explicó la autoridad.

Con este acto regulatorio el SAG asegura que la provisión de glifosato que llega a Chile sea de la misma calidad que aquellos que se utilizan en los países europeos, evitando que puedan ingresar partidas de formulaciones antiguas, más tóxicas y que aún están autorizadas en los demás países de la región.

Finalmente, el ministro de Estado añadió que “hemos logrado que Chile sea pionero en prohibir este producto de alta toxicidad, pero hay alternativas y no se va a afectar la producción”.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: