[Opinión] Sobregiro ecológico en Chile: Avanzando urgentemente en las transformaciones socioecológicas desde la región de O’Higgins

0

Por: Giovanna Amaya Peña. SEREMI del Medio Ambiente. Región de O’Higgins


El domingo 15 de mayo, nos hemos levantado con la noticia que Chile ya se sobregiró ecológicamente, es decir, somos el primer país de Latinoamérica que consumimos o agotamos los recursos naturales antes que la naturaleza se pueda regenerar durante un año. En referencia, nos adelantamos dos días en comparación al año 2021.

Esta medición se realiza anualmente a través de la Red Global de la Huella Ecológica (GFN, en inglés), quienes, a través de datos científicos, determina las fechas en que los países sobrepasan su biocapacidad. Ante esto, el Gobierno del Presidente Gabriel Boric tiene su bandera de lucha en la transición socio ecológica justa, cuyas líneas de trabajo radican en enfrentar la crisis climática, la pérdida de biodiversidad, el posicionamiento de la economía circular, el trabajo en la transición hídrica justa, entre otras temáticas.

En la Región de O’Higgins, hemos conformado el Comité Regional de Cambio Climático, el cual está trabajando en la elaboración del plan regional de Cambio Climático, donde los servicios públicos, la sociedad civil y la academia integran y proponen medidas que vayan a enfrentar esta temática, con el fin de reducir los Gases Efecto Invernadero (GEI) y que se enmarca con el proyecto de Ley Marco de Cambio Climático.

En cuanto a mejorar la calidad del aire en nuestra Región, esperamos la contraloría tome razón (para este año o a comienzos del próximo ), del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) por material particulado 2.5,  que permitirá implementar medidas más restrictivas en las 17 comunas que componen el valle central, sobre todo en los episodios críticos (alerta, preemergencia y emergencia).

En cuanto a la transición hídrica justa, retomamos el trabajo de declaración de la norma secundaria de calidad de aguas de la cuenca del Rapel (cuya materia quedó detenida en el Gobierno anterior), que exigirá umbrales de contaminantes del agua que permitan asegurar la biodiversidad que habita en torno a los ríos principales en nuestra región (Cachapoal y Tinguiririca), y que depositan sus aguas en el río Rapel.

Además, estamos trabajando con los municipios y agrupaciones ambientalistas para que aumentemos el número de humedales urbanos declarados de la región, y con los planes de gestión de los ya pronunciados, así definir su ordenamiento, usos y principalmente la protección a la biodiversidad del territorio.

En materia de justicia ambiental, nuestra Región espera ansiosamente la Norma de Olores en planteles porcinos (tenemos más de dos millones de cerdos), ya que las externalidades de los planteles afectan negativamente la calidad de vida de los habitantes de los sectores más cercanos, por ello estamos estableciendo mesas de trabajo con las comunidades, servicios públicos y los municipios, cuyo fin es aumentar la fiscalización de las zonas más afectadas y la rigurosidad en la evaluación ambiental de estos proyectos..

Como Estado estamos preocupados de las demandas ciudadanas, trabajando en terreno para dar soluciones, pero esto no sólo comprende a los servicios públicos, sino también la participación de la sociedad civil, finalmente preguntarnos ¿cómo ayudo a detener el sobregiro ecológico en mi territorio?.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: