[Opinión] Oportunidades para la Sustentabilidad

0

Por: Alfonso Sánchez D. Presidente Cámara Chilena de la Construcción – Calama


¿Cómo garantizar la sustentabilidad de nuestras empresas? La respuesta sin duda está en la capacidad que tengamos para reforzar paralelamente nuestro capital empresarial y capital humano. Por este motivo, más allá de los cuestionamientos que han surgido durante las últimas semanas, debemos tener claridad en torno a lo que significa la creación de un Instituto de Tecnologías Limpias en nuestra región.

Para ello debemos partir asumiendo que el ITL no viene solo a generar investigación y crear tecnología en función de la industria del litio; recurso natural con el cual hemos sido bendecidos al ser parte de uno de los vértices del “Triángulo del Litio”, con el Salar de Atacama por el lado chileno, los salares de Hombre Muerto, Antofalla y Arizaro por el lado argentino, y de Uyuni por Bolivia, que en conjunto acumulan el 80% de la reserva mundial de este mineral no metálico.

El ITL viene también a desarrollar la industria del llamado Hidrógeno Verde, que ocupa ERNC como la fotovoltaica y la eólica como insumos y que, en definitiva, determina el valor final del producto y lo vuelve neutral para el medio ambiente. Adicionalmente, en nuestro caso viene siendo la producción de ERNC más económica del mercado.

Pero se trata de una tecnología que ya existe, por lo que solo debemos nutrirnos del conocimiento de países desarrollados como Alemania, conocer su experiencia, prepararnos e implementarla. Tenemos que hacerlo, porque el efecto que tendrá sobre nuestra minería, será del todo positivo por cuanto la transformará de tal manera, que la hará sustentable y más competitiva.

Es sin duda un plan prometedor, pero la pregunta es si como empresas regionales, pymes, profesionales y trabajadores, estamos a la altura que exigen estos desafíos. Tal vez no lo estemos por ahora, pero para avanzar solo bastará visualizar una tremenda oportunidad para desarrollar un capital empresarial que nos involucre en los proyectos que surjan. Hoy tenemos que empezar a generar capital humano capaz de albergar estas oportunidades. De lo contrario seguiremos viendo como llegan trabajadores foráneos, bajo la justificación de que en nuestra región no existe mano de obra calificada.

Por esto debemos preparar desde ya a nuestros estudiantes en el área, aunque en un comienzo sea solo a nivel intermedio. Mucho tiene que hacer nuestra academia en este sentido, construyendo mallas curriculares acordes para nuestros futuros técnicos e ingenieros, y proporcionando la capacitación adecuada y orientada a nuestros mecánicos, eléctricos y otras tantas especialidades. Todos deben ser capaces de llevar adelante la reconvención de procesos.

Por otra parte, nuestras empresas deben tener acceso a medios de financiamiento para proyectos que traigan el conocimiento, en primera instancia, y permitan postular después la implementación de las tecnologías generadas. No funciona al revés. Tenemos que abrirnos y relacionarnos con instituciones de clase mundial. Independiente de lo que haga el ITL o de cuando se concrete, el llamado es ahora. Debemos ser previsores.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com