[Opinión] La importancia de desarrollar y proteger la propiedad intelectual

0

Por: Fernanda Ely. Desarrolladora de Negocios e Innovación en Aintech


La labor que científicos y científicas desarrollan cada día, impulsando el avance de la tecnología   y del capital intelectual, resulta ser una importante materia prima para la innovación, herramienta esencial para acelerar el desarrollo económico y tecnológico de los países, de forma robusta y sostenida.

El sistema de patentes está diseñado para promover e impulsar la  innovación, a través de la protección de la autoría y propiedad sobre las invenciones. Resguardar la propiedad sobre las invenciones a través de mecanismos de protección de la propiedad intelectual permite a las corporaciones, emprendimientos e incluso personas naturales tener los derechos sobre estas, y así asegurar cierta ventaja competitiva durante la fase de explotación comercial.

Las patentes de invención, uno de los mecanismos de protección intelectual, normalmente conceden derechos exclusivos de propiedad durante un periodo de 20 años.

En este tiempo, el propietario de la invención puede, de forma exclusiva, optar por explotarla de diferentes formas, ya sea a través del desarrollo de un producto o servicio comercial o desde la cesión o transferencia de los derechos sobre dicha invención a un tercero.

Para un emprendimiento o corporación que invierte en investigación y desarrollo, las patentes representan una forma de proteger sus hallazgos innovadores y a la vez se transforman en activos de la empresa, pudiendo ser valoradas. Según el subdirector General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, Marco Alemán, “estudios llevados a cabo en la Unión Europea muestran cómo las Pymes que cuentan con propiedad intelectual tienen un rendimiento de ingresos superior hasta en un 65%, de aquellas que no lo tienen”.

En mercados altamente competitivos, la protección intelectual de nuevos inventos y tecnologías permite a los emprendimientos de base científico tecnológica estar un paso más adelante en la conquista de mayor participación de mercado. Además, el mayor ingreso proveniente de tecnologías propietarias fomenta la reinversión en nuevos proyectos e iniciativas de investigación y desarrollo e innovación.

Lo anterior es verdad en países donde hay mecanismos que permitan hacer valer los derechos de propiedad otorgados, es decir, no vale de nada tener una patente de invención si no existe sanción ante su infracción. En el contexto nacional se han evidenciado cifras positivas. En los últimos tres años hubo un aumento del 32% en las solicitudes de emprendimientos por obtener patentes en Chile. Este dato está alineado a mayores inversiones en proyectos de innovación, público y privado, lo que es muy positivo para el desarrollo económico y tecnológico del país.

En el escenario actual lo que vemos es que para los emprendimientos pequeños y medianos la tramitación de los derechos de propiedad intelectual, principalmente a nivel internacional, suelen traer consigo un costo importante, que no siempre puede ser apalancado por una empresa de pequeño o mediano porte. Programas de fomento y apoyo a la protección intelectual juegan acá un rol muchas veces fundamental, principalmente para aquellos emprendimientos que no cuentan con la estructura financiera para avanzar hacia la protección de sus activos intelectuales.

Fomentar el apoyo a la innovación tecnológica y reforzar el sistema de protección intelectual son esfuerzos importantes que contribuyen a la impulsión de la competitividad y desarrollo de los emprendimientos de base científico tecnológico, aportando al desarrollo económico del país.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: