[Opinión] El valor de una oportunidad

0

Por: Arturo Vicent. Gerente general Sawu


Iniciativas similares a los programas de compra local existen hace varios años, sobre todo en industrias de alta demanda de materiales y servicios, como la minería, energía, forestal, construcción y acuicultura, las que han sido de gran ayuda para el desarrollo de cada una de ellas.  ¿El problema? La cancha aún es desigual cuando hablamos de pymes.

Si nos centramos en la industria minera y analizamos los tiempos de pago a las pymes por parte de las grandes empresas, las dificultades que existen para registrarse como proveedor, y los procesos para comunicar las oportunidades de negocios nos damos cuenta de que el sistema tradicional no está diseñado para que los pequeños empresarios puedan generar acuerdos comerciales con las grandes mineras.

Si no les damos oportunidades reales de ser proveedores de industrias de relevancia es difícil transmitirles a las personas en regiones que emprendan. Algunos dirán que una oportunidad no lo es todo, pero la verdad genera un cambio relevante no solo en la Pyme sino en todo su entorno, y es justamente el motor que nos llevó hace dos años a crear Sawu, empresa que opera el programa de compra local de BHP y que busca generar oportunidades concretas, pero no solo referentes al negocio, sino también a las condiciones asociadas.

Quisimos ir más allá, nos arriesgamos y cambiamos el modelo comercial donde se les cobra a los proveedores – quienes a nuestro parecer al estar prestando un servicio no debiesen recibir un cobro – a diferencia del beneficiado quien en este caso se hace cargo del financiamiento y recibe los múltiples beneficios al comprar a proveedores locales a través de un programa como este que les permite medir el impacto en la comunidad y en su propia economía.

Convertir a las pymes en agentes de valor es posible, y algo que estamos viendo con nuestros propios ojos en Antofagasta y Tarapacá, con más de 1000 proveedores inscritos en la plataforma se han generado en dos años más de 10 mil oportunidades de negocios, lo que se traduce en casi 100 millones de dólares, inyección que impacta directamente en el desarrollo para toda la región.

Nuestros proveedores recibieron una oportunidad, se adjudicaron negocios y estuvieron a la altura, cumpliendo en plazos, siendo competitivos y entregando una ágil respuesta, lo que llevó a que estos negocios se replicaran sostenidamente y además se terminara con el paradigma de que el proveedor local no es competitivo. El proveedor local necesitaba una oportunidad real, con condiciones justas, transparentes y competitivas, algo por lo que trabajamos día a día.

El ecosistema minero chileno está cambiando, por un lado los pequeños proveedores hoy son globales, tienen conocimientos de comercio exterior, pueden negociar precios en el extranjero y son competitivos y por otro lado las grandes mineras entienden la importancia que tiene para su desarrollo trabajar de la mano con las empresas locales y el valor del compromiso con la comunidad y para eso el primer paso es impulsar iniciativas como la que estamos desarrollando entre Sawu y BHP, donde el impacto social es claro y cuantificable. Gracias a esto sabemos cuánto estamos dejando en el ecosistema emprendedor local, a quien, en qué condiciones y una gran cantidad de datos más que nos permiten tomar decisiones en base a información

Por todo esto, nuestro compromiso está con las Pymes, porque mueven al país, porque generan trabajo y porque son el camino para el desarrollo de las comunidades.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com