[Opinión] El rol de la mujer trabajadora en pandemia

0

Por: Paola Veloso. Sale manager en Visma


Según datos recopilados a partir del último censo en nuestro país, 2017, las mujeres representan un 50,7% de la población y si bien una gran mayoría se encuentra laboralmente activa, las brechas de ingreso siguen siendo preocupantes.

Un ejemplo de esto es lo que da cuenta la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2018, elaborada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), donde se revela que en ese año las mujeres ganaron un 27,2% menos que los hombres al mes, es decir, -$177.486 pesos.

Si bien la brecha disminuyó respecto al año anterior, de -29,3 puntos porcentuales (pp.) en los ingresos, sigue siendo un tema a evaluar y enmendar, más cuando sabemos que la gran mayoría de las mujeres ha debido enfrentar durante esta pandemia el trabajo a distancia, donde se han sumado las clases on line y la carga extra en los hogares, algo no menor si consideramos la dificultad que significa el compatibilizar todas estas labores durante las cuarentenas.

La inequidad, entonces, no sólo parece estar presente en el tema salarial, sino que en los roles que se deben asumir al interior de los hogares, donde aún estando en 2021 al parecer la mujer se sigue llevando la carga extra de los hijos y las labores del hogar.

Pero, ¿cómo podemos incorporar mejoras, al menos en el trabajo?, más cuando consideramos que muchas de ellas lo hacen a distancia… Las alternativas pueden ser variadas y sólo es necesario algo de voluntad y empatía, palabra que ha cobrado gran relevancia en estos tiempos complejos.

Separar la vida laboral de la personal parece ser una de las mayores dificultades que enfrentan las mujeres con el teletrabajo, es por eso que se hace fundamental establecer protocolos que puedan generar impactos positivos, como es el limitar las reuniones vía zoom dejando las que son realmente necesarias; coordinar grupos de apoyo para el trabajo, donde una persona pueda reemplazar a otra ante una labor determinada; limitar las jornadas de trabajo o establecer metas semanales para que la colaboradora pueda optimizar sus tiempos.

Trabajar menos horas diarias o semanales, pero optimizando los tiempos sí es posible. Recientemente surgió en España la idea de trabajar de lunes a jueves, como parte de un experimento cuyo objetivo es probar -a pequeña escala- qué sucede en la productividad de las empresas cuando sus colaboradores solo trabajan 32 horas en lugar de las 40 habituales.

Tal vez esta pandemia nos enseñará a que podemos ser igual de productivos o más con algunos pequeños cambios en las empresas y que puedan ir en beneficio de la vida laboral y familiar. No por algo se dice que uno trabaja para vivir y no al revés.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com