[Opinión] El modelo de negocio de los proyectos energéticos

0

Por: Alfonso Sánchez D. Presidente Cámara Chilena de la Construcción de Calama


La carrera de las energías limpias promete un nuevo polo de desarrollo estratégico para la Zona Norte, sin embargo, el desarrollo de estos proyectos energéticos está generando una serie de problemáticas -cada vez más complejas- entre las empresas a cargo de administrar los contratos para la construcción de los proyectos energéticos (mandantes) y los contratistas locales.

Preocupa la forma de operar hasta el día de hoy, con muy malas prácticas en su actuar. Son empresas que nadie controló y que, actualmente, suman una lista de deudas con empresas locales y del país. Hay un incumplimiento en el compromiso de pagos con sus trabajadores, con empresas contratistas, proveedores de alimentos, etc.

Los afectados, por ahora, nada pueden hacer porque al momento de solicitar explicaciones a los acuerdos establecidos, no hay respuestas y lo más riesgoso es que las empresas desaparecen, dejando a pymes cruzadas de manos. Un factor que no se logra comprender es que, tras desaparecer, ellas se presentan con otra razón social y comienzan a funcionar, siendo aceptadas en grandes proyectos sin considerar su antigüedad y solvencia, las llamadas “Empresas de Papel”.

En ese sentido, empresas socias de la Cámara Chilena de la Construcción que pertenecen a las sedes regionales de Calama, Antofagasta y Copiapó (como también empresas externas al gremio), son parte de las Pymes afectadas por esta situación, con una deuda que alcanza los 11.000 millones de pesos.

Frente a ello, ¿Quién fiscaliza la forma de actuar de estas empresas? ¿Quién puede responder y dar solución a situaciones como las que están enfrentando las empresas estafadas? Es evidente que compañías extranjeras ven en nuestro país una gran oportunidad de negocio que les permite operar sin escrúpulos, aprovechándose de la industria y de los vacíos legales que existen.

Creemos profundamente que, para enfrentar esta problemática, se deberá trabajar en conjunto con las autoridades, para que las gestiones de presión sean realmente efectivas, puesto que el avance de los pagos ha sido mínimo y las deudas se van acrecentando, profundizándose con ello los costos que han tenido que asumir las pymes. No queremos más empresas estafadas ni deudas sin saldar.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com