[Opinión] ¿Cómo te lo explico? Mira, es más grave que el 27F…

0

Por: Dr. Fernando Soto P. Especialista Broncopulmonar de Clínica Isamédica


Una de las tareas pendientes como nación es tomar conciencia de la gravedad de la situación generada por la pandemia por Covid- 19, dicen las autoridades y prácticamente todos los expertos, y reducir los contagios.

Ello ha motivado un permanente llamado desde el Presidente, sus ministros y autoridades regionales y locales para que las personas cumplan con las medidas comprobadamente eficaces en reducir la transmisión de la enfermedad. Lo mismo han hecho asesores, gremios, alcaldes y muchos actores sociales relevantes.

Sin embargo, seguimos al debe. Los contagios acumulados desde el 3 de marzo en Chile siguen en aumento y colocan ya a nuestro país en el lugar 16 de los 213 países con casos reportados en el mundo. Por otro lado, más allá además del esfuerzo por aumentar la pesquisa, el problema final es que se continúa sobrecargando hospitales y requiriendo cada día mas camas críticas para los pacientes más graves.

¿Qué pasa entonces? Pues simple. Las indicaciones están, pero por diversos motivos no se cumplen por todos. Esos pocos que no encuentran razones para hacerlo, por las razones que sea,  generan la condición ideal para perpetuar el problema del contagio.

Se requiere por tanto reformular el llamado, de manera que cada persona sienta de verdad que es su deber aportar en la tarea, y no vea la pandemia como un montón de frías cifras, donde además aparecemos en la comparación que se muestra con otros países como exitosos y “afortunados” de tener “pocas” muertes, y encuentre sentido al llamado a cuidarse y cuidar a los demás.

En esa línea, una reflexión para intentar aportar. Los fallecidos en Chile en un año promedio son poco mas de 100.000 personas. De ellas, un 10% lo hacen por causas respiratorias. Así, el año 2017 fallecieron unas 10.800 personas por causa respiratoria en Chile, unas 30 personas por día.

Segundo, el terremoto y posterior tsunami del 27 de febrero de 2010 mató a 525 personas, y otras 23 fueron declaradas como desaparecidas…

Bueno, hoy tenemos y desde la ultima semana, un promedio de 40 fallecidos al día, superior al promedio de un año promedio, o sea estamos DUPLICANDO en estos días los fallecimientos diarios promedio de un año, y por otro lado, los 718 fallecidos hasta el día de hoy SUPERAN LARGAMENTE a la tragedia del 27 F, y aún no terminan… ¿Parece normal? ¿No deberíamos reaccionar?

Si pensamos además en esa escalofriante cifra de fallecidos, piense usted que equivale a que mueran todos los alumnos de un liceo promedio en Chile, ¿no sería una tragedia nacional?, o que usted organice una gran fiesta de 700 personas con todos sus familiares y amigos y por un evento catastrófico y trágico todos murieran. ¿Le daría lo mismo?

En definitiva, cuando le ponemos nombre a las personas que fallecen en una tragedia, y en ella se involucran nuestros cercanos, amigos y familiares, dejan de ser solo números y estadística. No estamos en competencia con los demás países, no nos confundamos. Tenemos nuestra propia tragedia.

Por favor véanlo así, cuiden a los demás y a ustedes mismos.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com