Región de Coquimbo necesita sobre 25 mil viviendas para reducir déficit habitacional

0

Para revertir este escenario, el gremio constructor propone perfeccionar instrumentos para asignar subsidios y optimizar la focalización del gasto social


Un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) reveló que en la Región de Coquimbo se necesitan 25.124 viviendas para solucionar el déficit habitacional que afecta a los segmentos más vulnerables de la población, lo que representa un 4,9% en relación al total nacional (507 mil unidades).

Así lo determinó el Balance de Vivienda Social y Entorno Urbano 2017, elaborado cada dos años por la CChC con datos extraídos desde la encuesta Casen y que permite aportar con nuevas ideas para propiciar políticas públicas eficientes y coherentes con el escenario actual.

Consultado por los resultados del estudio, el presidente de CChC La Serena, Sergio Quilodrán, enfatizó en las modificaciones que se necesitan para llegar de mejor manera a quienes requieren de un hogar. “Pese a que la política habitacional desarrollada en los últimos años ha sido muy fuerte y con una alta cantidad de subsidios entregados anualmente, aún debemos hacer mayores esfuerzos para que los requerimientos habitacionales efectivamente lleguen a las familias de mayor carencia del país”, estimó.

Al mismo tiempo, Quilodrán hizo un llamado de atención y una solicitud a las nuevas autoridades: “Esto debiera ser una señal para focalizar de mejor manera los recursos. Esperemos que las próximas autoridades -que asuman en marzo- puedan tomar este tema como prioritario y desde ya ponernos a disposición para trabajar conjuntamente con ellos”.

Una opinión coincidente posee el gerente de Estudios del gremio constructor, Javier Hurtado, quien tiene una explicación técnica para este fenómeno. “Si bien se ha avanzado en reducir los problemas de hacinamiento y allegamiento, se observa un incremento constante de las viviendas que debieran ser reemplazadas por su grave estado de deterioro”, aseveró.

De las 25.124 viviendas que representan la brecha regional, éstas se desglosan en dos tipos de requerimientos habitacionales de interés social: Por deterioro y por allegamiento. En las primeras se incluyen aquellas que presentan un daño en la estructura o si son semipermanentes (mediaguas o viviendas de emergencia) y se solicitan 9.491 (38% el total). En tanto, aquellas por allegamiento -que incluyen las que poseen un número en exceso de habitantes- deberían totalizar 15.633 unidades (62%).

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la CChC, precisó que “el objetivo de la investigación es identificar la necesidad de viviendas nuevas –tanto para reemplazar inmuebles que no ofrecen condiciones mínimas de habitabilidad como para atacar el problema del allegamiento extremo– de los primeros seis deciles de la población, el que suele ser el segmento objetivo de la política social”.


Propuestas CChC

Entre las propuestas para reducir el déficit habitacional y mejorar la calidad del entorno urbano de las familias, el gremio planteó una serie de acciones.

La primera radica en perfeccionar los instrumentos utilizados para asignar subsidios y mejorar la focalización del gasto social en viviendas, pues  esto sería clave para revertir el aumento  del número de campamentos y disminuir la presencia de los dos primeros deciles en el déficit habitacional de interés social.

Asimismo, se recomienda reforzar los programas de rehabilitación de barrios y viviendas, incluyendo las unidades que queden disponibles gracias a la aplicación del “subsidio de movilidad”, lo cual  permitiría crear rápidamente un stock de inmuebles para grupos vulnerable y moderar el déficit por deterioro.

El gremio cree pertinente también generar un equilibrio entre la estabilidad del sistema financiero y las posibilidades de acceso a crédito hipotecario de las personas, de modo que los grupos emergentes (deciles III al VI) sigan encontrando en este instrumento la “llave” de su casa propia.

Finalmente, la Cámara considera clave el fortalecimiento del trabajo entre  el sector público y el privado, pues ha sido un factor relevante para lograr la disminución del déficit habitacional en las últimas décadas.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: