[Opinión] Las razones de un regionalista verde por Jadue

0

Por: Esteban Valenzuela Van Treek. Periodista y Doctor en Historia. Vicepresidente de la Federación Regionalista Verde Social


Me sumo a la decisión colegiada de la Federación Regionalista Verde Social de apoyar la candidatura de Daniel Jadue y ante reparos injustos hago un decálogo de mis razones:

EL SOCIAL DEMÓCRATA REAL QUE LA CONCERTACIÓN Y LAVÍN NO FUERON.

El programa de Daniel Jadue es democrático social, transformador y auténticamente socialdemócrata, aquello que la Concertación no realizó y que no es creíble en Lavín y el neoliberalismo de la UDI. No obstante las mejoras en política para la extrema pobreza y avances en educación y salud, la Concertación optó por privilegiar crecimiento sin redistribuir de manera sustancial, privatizando y generando fuerte carga a las familias en concesiones. Los datos duros son irrefutables: en 30 años de democracia creció la carga fiscal de 19 a 21%, siendo el promedio de la OCDE 34% y 38% en los países socialdemócratas (Europa del Norte) y de los estados con gobiernos de derecha cohesivos con alta equidad estructural (Japón, Korea del Sur y Taiwán). El programa de Jadue se atreve a pasar de 21 a 30% para la solidaridad estructural y  la paz social basada en la justicia. No es programa “comunista” de altas estatizaciones, sino de opción moderna por economía mixta y mayor tributación a la renta de empresas y millonarios.

EL FOCO EN LAS TRANSFORMACIONES SOCIALES CLAVES

La alternativa de sistema público de seguridad social y pensiones dignas se funda en sistema mixto de ahorro individual, reparto, mayor apoyo estatal, fin de privilegios. La reforma en salud para garantizar los derechos a todas y todos es impecable, así como el dar financiamiento basal para una educación de calidad. La seguridad ciudadana no se enfoca en espejismos de “mano dura” sino en una red de protección social y combate a la pobreza y los narcos, con soporte comunitario y rehabilitador.

EL TRABAJO POR SOBRE EL CAPITAL PARA MAYOR IGUALDAD

La preeminencia del trabajo y la justicia como lo propugnan las tres corrientes socialistas en la historia universal (comunistas democráticos, socialistas de diverso cuño y social cristianos comunitaristas)  se basa en dos pilares: mayor tributación de los ricos moderando las ganancias del capital, elevación de los salarios mínimos y mayor sindicalización, poder social y de negociación colectiva. La mejora de poder de compra se traduce en un dinamismo económico moderado, inclusivo y sostenible que con flexibilidad y reducción “seria (mayor productividad)” de las jornadas laborales se acerca a la posibilidad de mayor emancipación de la enajenación que implica el trabajo mal pagado y abusivo.

EL CONVENCIMIENTO DE SUPERAR EL EXTRACTIVISMO

El programa es explícito en ir un neo industrialismo que diversifique nuestra economía, apoyo histórico a las PYMES, al cooperativismo y a la economía tradicional campesina, así como salto en las industrias turísticas, culturales y creativas. Propender al mayor gasto en Investigación y Desarrollo, parques científicos tecnológicos y real colaboración pública-privada con incentivos activos y supervisión de los mismos.

ENFOQUE ECOCÉNTRICO

Jadue ha estudiado, practicado y coincidido con el enfoque ecocéntrico o cosmocéntrico que propicia modelos de desarrollo verdes, ajenos a los errores del socialismo real del Este y del capitalismo salvaje. En sintonía con el proceso constituyente alienta y aterriza en su programa el viraje a una mayor protección de la biodiversidad, la transición rápida en la matriz energética incluyendo el transporte público y la descarbonización. El respeto a los animales y la preeminencia de las comunidades por sobre los mega proyectos, la recuoperación del agua como derecho humano y bien ambiental en gobernanza corresponsable de todos los actores de los territorios.

LA EFICACIA DE UNA GESTIÓN MUNICIPAL MODÉLICA

Jadue no se reduce a ideas y promesas de un porvenir que no ha llegado. En Recoleta hizo real lo del potenciamiento del presente más que congresos del futuro. Corrió las fronteras de lo posible, convocó actores plurales y tuvo foco para lograr replicabilidad con las farmacias populares, la apertura social recreativa de las escuelas, la inmobilaria popular y el desarrollo económico social inclusivo y paritario con apoyo al liderazgo de las mujeres. Eficacia y eficiencia sin populismo ni marketing banal; transformando en el aquí y en el ahora con un ingreso municipal per cápita cuatro veces menor a Las Condes.

DESCENTRALIZADOR COHERENTE DE IZQUIERDA TERRITORIALISTA

Daniel Jadue es parte de las corrientes de izquierda territorialistas que están en pugna con las visiones burocráticas, centralistas y autoritarias del socialismo. Sigue la senda del gran Luis Emilio Recabarren que creía en las mancomunales, en el poder social desde lo que llamó “lo que puede ser un pueblo inteligente en un municipio popular”. En tradición marxista, el privilegio de las comunidades (el origen de los soviets) con creación y crítica por sobre el poder dictatorial del estalinismo. No hará culto a la personalidad ni reelecciones inconstitucionales, cree en la colegiatura, en el fortalecimiento de los municipios con igualdad de ingresos para cumplir sus competencias para todas las comunidades haciendo carne el concepto de igualdad horizontal. Se ha comprometido a fortalecer también los gobiernos regionales con rentas propias y coparticipadas con el Estado con fondos de convergencia estructural para lograr empujar el desarrollo industrial, rural, ambiental y los sistemas de movilidad decentes (limpios, eléctricos, integrados) en todo el país.

HISTORIA DE LUCHA Y GESTIÓN PÚBLICA Y EMPRESARIAL

Daniel Jadue sabe movilizarse y gestionar, historia de valentía para hacer liderazgo contencioso, pero a su vez una vida intelectual de preparación, gestión de sus consultoras, construcción equipos, crisis y avances, negociaciones y articulaciones que son esenciales para liderar un país.

HEGEMONÍA DE COALICIÓN TRANSFORMADORA

Pertenece y saldrá electo por una coalición creíble que haga las transformaciones, con la impecabilidad del PC en su historia en política interna de construir con respeto a la democracia, al programa de Gobierno sin violencia (los “moderados” de la UP que en las elecciones de marzo de 1973 eran criticados de amarillos por decir “no a la guerra civil”), los que cumplieron el programa de Bachelet a cabalidad (como en descentralización y apoyo a una ley de renta regionales, que la mitad de la Concertación vetó). Al PC se suma el FREVS de centro izquierda con foco en el poder territorial, ambiental y la seguridad alimentaria desde la valoración de la ruralidad. Así también como la Izquierda Cristiana y Libertaria, grupos humanistas, Partido Igualdad (los luchadores por el derecho a la ciudad y dignidad de los pobladores), agrupaciones ambientalistas, feministas y de derechos humanos. Junto Chile Digno se sumará el Frente Amplio con el protagonismo de nuevas generaciones y  movimientos que se fortalecieron con Apruebo Dignidad en el proceso constituyente y en la gestión de comunas relevantes.

APERTURA A GOBERNABILIDAD AMPLIA

La Coalición Apruebo Dignidad  está consciente de que no es mayoría parlamentaria y que probablemente no lo será, siendo justo y necesario sin “licuar” el programa arribar a acuerdos programáticos y de gobernabilidad donde los avances en las propuestas de Paula Narvaez- paridad en todos los niveles y descentralización sin figuras del pasado como “delegados presidenciales”- y los mensajes de compromiso transformador de dirigentes social cristianos pueden asegurar la convergencia en una verdadera “unidad política y social del pueblo” como lo propugnó Radomiro Tomic.

PARTICIPACIÓN, PLURINACIONALIDAD Y MULTICULTURALISMO

La vida de Jadue es la creencia y práctica de la participación fraterna, el apoyo a lo plurinacional desde su propia vida familiar de emigrantes palestinos, la creación en tolerancia de la Oficina de Asuntos Religiosos de Recoleta, lejos de los fundamentalismos descalificadores y las caricaturas sobre su persona que propugna la política de la ONU de dos Estados en Paz entre Israel y Palestina. El mismo dirigente que llora al escuchar a Elisa Loncón y que en el diálogo con mapuches y pueblos naciones andinas valora el avance a un Chile más fraterno aceptando nuestra maravillosa plurinacionalidad.

VALORACIÓN  FRATERNA DEL CRISTIANISMO DESDE SU HUMANISMO LAICO

Jadue es un “hombre de buena voluntad” siete veces mejor que miles de sepulcros blanqueados hipócritas que evaden los impuestos, naturalizan la desigualdad, desprecian a los pobres y se refugian en sus privilegios. Por su madre católico fue del Movimiento de Schöensttat  y casi seminarista (le recordé la historia de Víctor Jara). Recita pasajes de la Biblia y es un experto en las dos encíclicas del Papa Francisco sobre el cuidado ambiental en la casa común y el llamado a la fraternidad universal y el compartir el destino de los bienes. Desde su humanismo laico (es masón) y marxista deplora las ortodoxias y los fundamentalismo,  promoviendo la crítica  pero la coherencia en el mayor de los mandamientos: amor al prójimo que implica opción coherente por los pobres y la justicia social. Esa vida que ha valorado en los pastores y pastoras evangélicas que rehabilitan drogadictos, en las comunidades cristianas de bases y congregaciones católicas que acogen al desvalido. Jadue, que proviene de Belén por familia, respeta profundamente a quienes seguimos al Cristo.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com