[Opinión] La infoxicación y la infodemia

0

Por: Christian Palma P. Periodista, región de Atacama


La infoxicación y el neologismo infodemia, son conceptos que ya cumplen más de un año como parte del debate periodístico mundial; sin embargo, aún siguen en la mesa no solo de las redacciones, sino que también en diversas investigaciones sociales.

El horror de la pandemia, trae aparejado otro mal menos visible y devastador, pero igual de peligroso: una extrema sobre información. Esta infodemia desbocada ha provocado una creciente infoxicación global que ha derivado en más casos de personas con ansiedad y angustia provocada por el acceso -sin filtro- a las tecnologías y redes sociales.

No por nada la OMS señalaba ya a mediados de 2020 que “no sólo estamos luchando contra el virus; también lo hacemos contra los troles, los teóricos y una gran infodemia (…) que dificulta que las personas encuentren fuentes confiables y orientación fidedigna cuando las necesitan”.

Este escenario hace todavía más necesario contar con comunicadores competentes y preparados. Y no solo por el rigor inherente a esta profesión u vocación, sino porque en la actualidad, el desafío más importante que tiene el periodismo es -quizás- recordar a las audiencias que el rol de las comunicaciones (las buenas comunicaciones) es fundamental para enfrentar esta infoxicación y esta infodemia.

Lograr mirar bajo el agua y determinar lo verídico de lo falso, entender que ciertas publicaciones pueden generar alarma, pánico o dolor de manera innecesaria y evitar la propagación de fake news, son algunas de las claves en la labor diaria de quienes comunican.

Por otro lado, el periodismo también debe insistir en solicitar los datos correctos y actualizados a las autoridades y organismos relacionados al combate del Covid-19, traspasar esa información de manera clara a la ciudadanía e ir más allá de las conferencias de prensa a la hora de indagar.

En tiempos de Redes Sociales, el periodismo debe recuperar y afianzar la confianza de la sociedad, estar a su servicio, en constante reinvención y perseverancia y, por sobre todo, seguir siendo “incomodos”.

Hoy en día, cualquier persona o empresa puede ser su propio medio de comunicación, por eso el valor de los buenos comunicadores se agiganta, más cuando ahora la información no siempre se busca, sino que más bien nos encuentra, en esa trampa que tienden los filtros burbuja que te dan lo que quieres tener, leer o mirar, muchas veces disfrazados de humorísticos virales, que no es más que infoxicación y la peste de la infodemia.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com