Modernización Tributaria: Una oportunidad para Descentralizar

0

Por: Nicolás Bravo Reyes. Coordinador de Contenidos. Fundación Chile Descentralizado


Días atrás el presidente Piñera anunció por cadena nacional uno de sus proyectos más emblemáticos: la reforma de la reforma tributaria del pasado gobierno de Bachelet, denominado por el actual gobierno de Piñera como una propuesta de “modernización tributaria”.

Si bien el proyecto recién fue ingresado para su discusión en el Congreso, llama la atención la escasa figuración de las regiones entre las principales medidas que contempla esta propuesta tributaria del Ejecutivo. Los elementos alusivos a las regiones de acuerdo con las primeras informaciones de prensa[1] consisten en extender las franquicias tributarias a regiones extremas hasta el 2035, así como beneficios de depreciación acelerada para la región de La Araucanía.

Dado el avance que experimentó el proceso de descentralización mediante la aprobación de la elección democrática de gobernadores regionales el 2020 y el traspaso de competencias a los gobiernos regionales, existen coincidencias tanto en el mundo académico como político de que falta avanzar en materia de descentralización fiscal-económica.

Así lo entendió también el mismo Presidente de la República, ya que en su Programa de Gobierno mientras era candidato señalaba como medida en este ámbito “Definir una ley de financiamiento y responsabilidad fiscal regional”, lo cual se suma al compromiso de Piñera en sus discursos de traspasar recursos y atribuciones a las comunas y regiones, palabras a las que también se han sumado autoridades de Gobierno como el Ministro Blumel y el SUBDERE Salaberry.

Parlamentarios de Gobierno como la Senadora Luz Ebensperger[2] y el Senador José García Ruminot[3] también han entregado propuestas en materias de descentralización fiscal-económica para lograr mayores recursos para las regiones, las cuales fueron presentadas en el último Seminario realizado por la Fundación Chile Descentralizado[4] en el Ex Congreso Nacional el 2 de agosto pasado.

Por todo lo anterior, es que existe expectación entre la sociedad civil de regiones frente a los anuncios y las ideas que surjan en medio del debate por el proyecto de “modernización tributaria” enviado recientemente por el Gobierno. Existe conciencia de que los ajustes de tributos son complejos, y que por lo mismo cuesta mucho aprobarlos y para el actual Gobierno está será su gran reforma respecto a materia de impuestos.

En consecuencia, este debate tributario es la gran oportunidad que tienen las regiones de que se puedan incorporar importantes demandas por descentralización fiscal-económica. Ejemplo de ello es la idea de que las empresas tributen o paguen patentes en los territorios donde desarrollan su actividad productiva y no en las comunas donde tienen sus casas matrices (generalmente en las comunas del barrio alto santiaguino), propuesta que incluso ha sido promovida por organizaciones empresariales como la SOFOFA.

Esperemos que el Gobierno y el Congreso aprovechen esta nueva oportunidad para poder hacer realidad el discurso descentralizador mediante hechos concretos, y no solo con buenas cuñas para la prensa como lamentablemente suele ocurrir.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com