[Entrevista] Luis Enrique Calderón, Master of Bourgogne: “Falta potenciar más nuestros orígenes, contar nuestras propias historias”

0

El joven sommellier, especializado en Estados Unidos respecto de Burdeos, una las zonas vitivinícolas más respetables del mundo, mira a Chile como un actor consistente en el orbe que debe potenciar sus orígenes y carácter sin dejar de lado los grandes referentes de la industria como la borgoña francesa


En el mundo del vino que, sin duda, es una industria internacional que observa a cada actor en su mérito, la elegancia está marcada por la herencia francesa en términos de su tradición y rica cultura vitivinícola. De toda su prestigiosa historia, la construida desde los sinuosos suelos de la Borgoña, probablemente sea una de la que más influye en el orbe, ya sea por la categoría de sus mejores vinos tintos, o por sus cepas características que marcan preferencias en términos de reputación y calidad en un mercado globalizado.

Por lo mismo, la especialización profesional de Master of Bourgogne, que certifica a Luis Enrique Calderón, como único sommelier chileno con este nivel de perfeccionamiento adquirido en Estados Unidos, lo convierte en un referente para entregar su punto de vista, acerca de la industria y sus principales desafíos.

 

Y es que este joven profesional, se ha dado a la ambiciosa tarea de seleccionar botellas de todo el mundo para traer a Chile y permitir que un número mayor de entusiastas puedan educar su paladar, profundizando nuestra cultura del vino y aprovechando nuestras ventajas como país desde su empresa Amonia Wines, importando grandes y famosos vinos de reconocimiento internacional (Champagne Sir Winston Churchill, Hermitage La Chapelle, Gran Enemigo, Brunello de Montalcino Riserva, Single Vineyard de Barolo, el Mejor Rioja de España, entre otros).  Además, de emprender el camino de la producción de vinos propios, así como la venta de las marcas más emblemáticas de Chile.

De tal modo, que su quehacer lo ha llevado a formar equipo con el Enólogo Nicolás Lisoni, con especialización en Inglaterra, tomándole el pulso al mercado internacional y local, con una mirada técnica y de servicio apuntada al más alto estándar. Por ello, el equipo de Poderyliderazgo.cl se adentra junto a Calderón en este apasionante mundo, al alero de nuestra sección #TierradeVinos.


Teniendo como referente la Borgoña ¿Cuál es el potencial de crecimiento de la industria del vino chileno?

“Bueno como Chile es un país del Nuevo Mundo nuestra historia es relativamente reciente. El potencial es infinito, sin duda, es valioso poder asociarse o hacer referencia a los grandes vinos del mundo como Bordeaux, Champagne, Bourgogne entre otros, donde Chile al ser un país de gran diversidad permite producir desde norte al sur, entre valles, cordilleras, diferencias de altitud, suelos y climas permite lograr grandes calidades”.


¿Es buena asociarse a esa identidad vinícola o potenciar un camino propio? ¿Por qué?

“Me parece que para todo deben haber matices, tomar una referencia en las variedades, mantener las tendencias y ciertas tradiciones es bueno, pero sin pedir la identidad, la esencia y expresión del terruño o terroir de cada viñedo. Por ejemplo, los Cabernet Sauvignon de Chile en cuanto a calidad son muy similares a los de Bordeaux y Napa, con un terroir que expresan una formidable calidad, pero sin duda los estilos de algunos serán más o menos parecidos, pero son diferentes”.

 


¿Ha superado el vino chileno en el mundo su etiqueta de bueno y barato?

“En ciertas categorías si (especialmente las más altas) y en otras no, que son en categorías de precio medio a menor. Hay casos en que vinos chilenos ya compiten en precio entre los grandes del mundo y el consumidor toma la decisión entre tomar una botella de un vino internacional con larga y probada trayectoria o tomar un vino chileno. En otras categorías se mantiene las tres B y en esos casos la evolución será muy lenta en especial en ciertos mercados que son muy selectivos”.


¿Qué ha significado para ti acercarte a la tradición francesa del vino?

“Ha sido una gran experiencia, gran aprendizaje y es darse cuenta que hay muchas diferencias y en ciertos casos varias similitudes. Hay que rescatar la mayoría de las cosas buenas y ojalá implementar algunas con una mirada holística y pensar a largo plazo.  hay que salir a descubrir nuevas apelaciones en el mundo, sin olvidar Francia, que en varios aspectos es un gran referente”.

 


¿Cómo miras la realidad nacional del vino?

“La veo bien, me gusta y es consistente.  Falta potenciar aun más nuestros orígenes, contar nuestras propias historias, trabajar para obtener apelaciones establecidas para ciertos vinos y zonas (no para todos los vinos). Me parece que todos los cambios tienen que hacerse juntos entre gobierno, enólogos, sommeliers, chef, viticultores, periodistas, geólogos entre otros”.


¿Cuáles son los principales desafíos del vino chileno y los valles vitivinícolas para expandir el consumo y el conocimiento del público general?

“Posicionarse entre los países más destacados, consistentes, sustentables del mundo, con vinos elegantes y con potencial de guarda, pero nunca olvidando que el storytelling es fundamental para hacer la diferenciación. Creo que todos los valles son importantes. Hay que seguir trabajando las zonas o denominaciones más conocidas y las nuevas para seguir potenciando”.


¿Qué objetivo se propusieron con Armonía Wines en relación al conocimiento y consumo informado de vinos en Chile?

“Esa son las bases de nuestra empresa, siempre estar explorando, viajando por distintos países y estudiando para poder entregar más conocimientos, servicio y una mejor recomendación a nuestros clientes”.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com