Reforma Agraria: “el cambio cultural más profundo que ha tenido la democracia chilena”

0

Por: Jaime Pinto F.  Ingeniero Agrícola, Seremi de Agricultura región de Antofagasta


Hace 50 años se firmaron las leyes de Reforma Agraria y de Sindicalización Campesina, reformas que en el país fueron fundamentales para liberar al campesino chileno de un régimen de servidumbre que venía con distintas variantes desde la época colonia, transformándose en “el cambio cultural más profundo que ha tenido la democracia chilena y la sociedad a lo largo de su historia, porque cambió definitivamente la forma de vivir”.

Hasta ese momento los campesinos estaban sometidos al inquilinaje, donde las tierras incluso eran vendidas con ellos y sus familias adentro. La vida en el campo era extremadamente dura y denigrante, sobre todo para las mujeres, ya que los patrones incluso tenían derechos sobre ellas.

Hoy para muchos es desconocido que en la Provincia El Loa se aplicó la reforma agraria, por eso es importante rescatar nuestra historia y reconocer en familias que vieron con alegría el momento de la entrega de tierras, ya que a partir de ese momento sus vidas cambiaron, la tierra era de ellos y que todo lo que cosechaban era para el bienestar y futuro de sus familias.

Esas familias aún siguen soñando con mantener la agricultura en Calama, como los Barraza, Cisterna, Malla del pasaje Vecinal, los Plaza de Yalquincha, son testimonios vivos de ese momento histórico del país. Gracias a esa ley pudieron entregar a sus hijos, nietos mayores oportunidades y heredar más que un pedazo de tierra, “Orgullo, pasión por la agricultura y las costumbres y tradiciones ligadas a nuestra idiosincrasia”.  Estos campesinos y campesinas llegaron desde regiones al sur del país y otros de comunidades del interior para encontrar en el Loa una nueva vida a alero de una reforma histórica y trascendental para sus vidas y al de las futuras generaciones. .

Hoy estamos en un contexto de sociedad que avanza y demanda por sus derechos, un momento de la historia donde la violencia en contra de la mujer es una preocupación de la sociedad en su conjunto, donde no tendrían espacios las  aberraciones que se cometían antes de la reforma agraria.  Hemos avanzado en el reconocer la igualdad de género, estamos debatiendo el derecho al matrimonio igualitario, la despenalización del aborto en tres causales, en cómo avanzar en reformar la educación, en entregar gratuidad universal, pero claro está que nadie quiere que pasen 50 años para evaluar lo que se está haciendo hoy. Por lo mismo, es importante que los calameños nos acerquemos a nuestra historia, la valoremos y reconozcamos cuando los cambios influyen para avanzar en una sociedad más justa y con mayores oportunidades.

Hoy, les invitamos a conocer y reconocer a quienes han contribuido para que en Calama aún exista el verde, la vida del campo y sus múltiples costumbres y tradiciones, a quienes a punta de esfuerzo y dedicación logran dar vida en el desierto más árido del mundo.

Por lo mismo, aprovecho este día histórico para entonces -en mi calidad de Seremi de Agricultura y hombre de campo- enviar un afectuoso saludo a las agricultores y agricultoras que siguen manteniendo el con sus trabajo el Oasis de Calama.

Feliz día de las campesinas y campesinos de nuestra Región.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com