[Opinión] Talento y género: cómo desarrollar herramientas para romper la brecha

0

Por: Nicolás Vilela. Emprendedor. Co-fundador y CEO de ZTZ Tech Group


Había una vez una niña a la que le gustaba aprender sobre ciencias y matemáticas… Bienvenidos a otra columna sobre género. Tenía aptitudes, pero poco estímulo dentro de su familia y su colegio, porque hasta hace algunos años los roles estaban marcadamente definidos. Mientras a los niños se nos incentivaba desde pequeños a estudiar carreras científicas y matemáticas, de las mujeres se esperaba que se dedicaran a áreas humanistas, sociales e interpersonales. ¿Sabes qué se pregunta un emprendedor en este momento? ¿Qué falló? ¿Qué se puede hacer mejor?

Tu dirás, “Pero hoy los tiempos han cambiado”. Lamento decirte: no lo suficiente. Según cifras de la Unesco, sólo un 30% de las estudiantes mujeres incluyen asignaturas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) durante su educación superior. A nivel mundial la matrícula femenina todavía es baja, con un 3% en el área de tecnología, 5% en ciencias naturales, matemáticas y estadística y 8% en ingeniería, manufactura y construcción. ¿Cambió?  Viste… para eso sirve el big data, pero solo describe… ¿Qué podemos hacer al respecto?

Lo irónico es que no hay ningún impedimento para que una mujer se desarrolle con éxito en el mundo de la ciencia y la tecnología. Entonces, ¿Dónde está el problema? ¿Qué falló? ¿Qué se puede hacer mejor? Pensemos en la cultura, según cómo la define el diccionario: Conjunto de conocimientos e ideas no especializados adquiridos gracias al desarrollo de las facultades intelectuales, mediante la lectura, el estudio y el trabajo. O también conocido como: Conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, a una época, etc.

Parece ser lo cultural eso que debemos resolver, ya que es la sociedad quien sigue fomentando estos sesgos y termina por configurar una realidad que solo hace aumentar la brecha tecnológica. La sociedad somos todos, pero a la vez ninguno, como la mesa de la escuela que es “de todos”, pero a la vez “no es de nadie”.

Pasemos a la acción. Promover la participación femenina se puede abordar desde distintas áreas: por un lado están las políticas gubernamentales que es factible implementar desde los primeros años de educación y por otro, un análisis individual a los estereotipos que seguimos manteniendo, muchas veces inconscientemente (debemos ser compasivos con aquellos que recibieron una formación errada y están dispuestos a cambiar, vamos todos en el mismo barco), y que van limitando las expectativas que ponemos sobre las personas de acuerdo a su género.

Como empresas, emprendedores y startups también podemos hacer un cambio, especialmente si formamos parte del mundo científico y tecnológico. En ZTZ, el 80% del equipo interno y extendido está compuesto por mujeres que se interesaron por trabajar en nuestra startup, que utiliza Inteligencia Artificial para procesar una gran cantidad de datos. Ese interés derivó en una oportunidad y luego, en una magnífica demostración de lo que pueden hacer las personas cuando despliegan sus habilidades en un entorno adecuado. ¿Sabías que las empresas de primer nivel promueven en sus contratos la participación de mujeres en los equipos que conforman sus proveedores? Creemos en el talento y somos testigos de cómo la tecnología empodera a las mujeres.

Hoy en día, lo más importante en el mundo laboral es la capacidad de adaptarse e incorporar nuevos conocimientos, motivarse constantemente a ser mejores en lo que hacemos. La información está disponible y al alcance de cualquiera, El dato o la data no saben de género, la Inteligencia Artificial trabaja con el algoritmo. No hay distinción de género en la formación de profesionales.

Sabemos también que no hay forma de lograr un desarrollo coherente y sostenible si no incorporamos a las mujeres en labores científicas, matemáticas y tecnológicas. Aquellos que proveemos soluciones a la sociedad debemos integrar equipos que representen la realidad social, la forma de empatizar y estar cerca es conocer e incorporar. Los equipos formados por integrantes de distintas edades, origen, formación y género sólo pueden generan beneficios en el resultado final gracias a la sinergia y la colaboración.

Existen estudios realizados en la Unión Europea que proyectan que si se ponen en práctica medidas para corregir las desigualdades en STEM se podrían crear 1.2 millones de empleos adicionales para el 2050. No necesitamos ser países desarrollados económicamente para implementar iniciativas de este tipo también en Latinoamérica, lo que se necesita es desarrollar la cultura y ese cambio de chip se puede hacer desde hoy y lo puedes hacer tú.

Solo se requiere la participación activa de todos los actores involucrados y que cada uno de nosotros comience desde donde puede a flexibilizar su esquema mental para favorecer la inclusión de todos, los que están afuera y los que están adentro pero quieren crecer en su forma de pensar.

Lo que necesitamos para este cambio es compasión para todos, ¿entiendes? ¡Hacer Con Pasión!


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com