[Opinión] Pymes, muchos más que “el motor de la economía”

0

Por: María Elba Chahuán. Vicepresidenta Red América y gestora de Apaño tu Pyme


Durante este último tiempo mucho se ha dicho que las pymes son el motor de la economía. Sin embargo, creo que esta declaración no logra dimensionar el gran impacto que genera la pequeña y mediana empresa en la sociedad. No sólo en una gran fuente de trabajo para millones de chilenos, sino que también hoy es quien más rápidamente ha hecho eco de los nuevos intereses sociales, ofreciendo rápidamente productos y servicios acorde a ellos, mostrando de esta manera su gran capacidad de adaptación e innovación.

Claro está que actualmente el consumidor es más exigente. No sólo a la hora de pedir que se cumplan los plazos o que las ofertas publicadas realmente lo sean. Sino que quiere ver reflejado en lo que le ofrecen valores y símbolos que demuestren cómo la sociedad evoluciona y avanza en la construcción de nuevos patrones. Siendo esta última una tremenda oportunidad para que la pymes se desmarquen del mercado, posicionándose como una alternativa que no sólo logra competir, sino que muestra su sello diferenciador.

Por más que pareciera que son las grandes empresas las que logran establecer las modas, lo cierto es que han sido las pymes las que han respondido a tendencias que, lejos de ser pasajeras, vinieron a quedarse por rangos de tiempo más largo para avanzar en una sociedad más justa y consciente.

Ejemplos sobran,  pero en años donde la crisis climática ha hecho que más personas entiendan la importancia de ser sustentable, destacan las pymes como las primeras en ofrecer productos de aseo personal, como cepillos de dientes, hilos dentales, shampoos y bálsamos, con materiales de fácil reutilización o abriendo espacios de compra sin envases, mientras que en otros establecimientos, pese a saberse el tremendo daño que genera el plástico de un solo uso, los utilizan sin grandes restricciones.

Asimismo, en un país donde existe una deuda histórica con nuestros pueblos originarios, han sido cientos las pymes que, sin caer en apropiaciones culturales, rinden tributos destacando lo mejor de su gastronomía, historias y productos, viendo en las ganas de las personas de  acercarse a las raíces una oportunidad de hacer un negocio con sentido. Una forma de ir saldando años de abandono, pero que también se aplica para la falsa creencia de que la ciencia y la robótica son sólo de interés de los niños, las pymes han creado distintas alternativas que muestran que hoy estas áreas de desarrollo no tienen género y responden al genuino interés de aprender, sin ningún tipo de etiquetas.

Mientras la sociedad avanza velozmente ante nuevos paradigmas, las pymes observan, proponen y se adelantan, para ser parte de este proceso que no sólo requiere de discursos integradores, sino de acciones concretas en las más diversas áreas, siendo los emprendedores los llamados a ver aquí una oportunidad, no sólo de ser parte y apalancar estos procesos transformadores, sino que de generar negocios poniendo al servicio de estas nuevas creencias su innovación y creatividad.

Pese al dolor que ha traído la crisis, hoy las pymes tienen una oportunidad de cambiar las reglas y posicionarse con una alternativa que no sólo es capaz de adaptarse para entregar un buen servicio cuando otros no logran dar respuesta, sino que mostrar su capacidad de diversificar el mercado, tomando el puesto protagónico que tantas veces le fue quitado.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com