[Opinión] Las promesas del 2020 y el futuro a contar del 2021

0

Por: Daniel Guevara C. Abogado. Dr. en Derecho


El 2020 es un año de profundas contradicciones, y no todas ellas tienen como lugar común la Pandemia, pues si nuestra perspectiva fuera la ciencia espacial, estaríamos sorprendidos en saber que este año se han enviado misiones claves para la exploración en Marte, y también hemos tenido noticias cercanas como el eclipse solar que nos ha maravillado, así como la conjunción de Júpiter y Saturno.

Ahora bien, con los pies en la tierra, sabemos que es un año de duelo, ya que en cifras recientes, tenemos una cuenta empinándose a los dos millones de fallecidos y un total de ochenta millones de casos, y en Chile con cifras que nacional y regionalmente siguen en ascenso. La “magia” de la Tecnología de las grandes potencias, nuevamente es la respuesta a la extensión de vida, y las diferentes vacunas en aplicación creciente, nos auguran un 2021 que al menos por la cepa C-19 no seguirán causando estragos en los países más poderosos de la Unión Europea, Estados Unidos de América, China, Rusia y el “mundo OCDE”.

Los países pobres siguen en su lucha, como siempre con décadas de rezago, luchando por estabilizar sus democracias, eliminar las guerras, abatir la corrupción y establecer una justicia social y de acceso al crédito, superpuesto a necesidades básicas de acceso al agua potable, a la energía, el hambre y la falta de seguridad y orden público.

Y los países del final de la lista OCDE, entre los que están Turquía, México y Chile, no podemos declararnos vencedores de ninguna de las grandes batallas de la sociedad de la Igualdad. No hemos resuelto bien el acceso a la educación, vivienda, seguridad interna, costo del crédito, investigación en ciencia y tecnología, un sistema productivo estable.  o bien el relevante derecho a un medioambiente sano.  Vivimos verdades inconclusas.

El mundo de la elección de USA, o del Brexit, aunque cubierto por los grandes medios, dista de las problemáticas de la sociedad en vías de desarrollo: falta mayor cooperación internacional.  No vamos a resolver los grandes temas de acción climática, seguridad, crédito o migraciones sin una vocación de civilización global con acciones locales fuertes.

2020: Rabia, temor y solución institucional en Chile.

Como una democracia que ha madurado sus aprendizajes en las revoluciones de Balmaceda, Alessandri, Allende y el tránsito del Gobierno Militar a la Democracia, tiene instituciones públicas que han sabido adaptarse en distintos niveles a las nuevas circunstancias.

El Chile de transición es un ciclo largo de Constitución de 1980, nacida en plena guerra fría, autoritaria y vertical siendo validada sucesivamente en democracia, primero como parte de una transición pactada y progresiva, que también supo traer bienestar a un país empobrecido, a una sociedad de clase media (eso sí altamente endeudada).

Pero luego…nos pareció que el país estaba con “piloto automático” camino al Gran Desarrollo. El nuevo desafió constitucional que surge a contar de 2020, con la decisión definitiva del pueblo chileno es una nueva Constitución, y como país democrático, ante la Pandemia, las atribuciones extraordinarias para el control sanitario y social…aparecen legitimadas en la misma Constitución que se buscará cambiar.

El Balance del año 2020 es una economía que ha resistido a “medias tintas” con una suerte mix de endeudamiento y gasto público y también el uso de los ahorros privados en las AFP. Qué vendrá para adelante en la previsión, si tenemos invertida la propensión al ahorro por la de gasto…un gran pendiente.

El 2020 el dólar no se desplomó; el gobierno no cayó; el terrorismo no creció ni pudo contra la sensatez…se sigue dando misa, aunque con menos feligreses.

Chile cambió porque el mundo está cambiando, y el ciclo de 40 años se agotó…

El norte de Chile

El vivir en la más rica región de las provincias del norte, con un precio del cobre que asegura retornos al Estado y algo de beneficios para las regiones productoras se cruza con la “silla musical” de Alcaldes que por el enjuiciamiento penal y municipal tiene a la principal ex autoridad de la ciudad acusada por delitos funcionarios, y declarada en notable abandono de deberes por el Tribunal Electoral Regional.

Los temas del Norte son cuidar de las aves migratorias como el Gaviotín Chico, pero también mirar la cruda realidad social de los campamentos de la ciudad, sin alcantarillado y agua potable, como favelas que desafían la aparente riqueza urbana. Es también combatir que seamos

El norte de Chile es la promesa de un desarrollo que cuesta avizorar como definitivo…es como un tránsito mientras dure la producción minera, ante el cual podemos luchar como civilización regional proponiendo cultura, conocimiento, talento y radicación de capacidades globales.

La región solar; la región Cósmica; la primera región de Hidrógeno Verde/Solar; la región HUB del Gran impulso internacional, que se perciba en Taltal, Ollagüe, San Pedro de Atacama y Tocopilla.

Y ahora como montañista lo digo, que no se derritan los glaciares: es un termostato de nuestro real compromiso con la generación futura.  Nos queda uno en la región: Llullaillaco.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com