“La energía está con Guillier”

0

Por: Daniel Melo Contreras.  Diputado PS, Integrante Comando Campaña Presidencial Alejandro Guillier


Con la Presidenta Michelle Bachelet hubo avances cuantitativos en temas energéticos y debemos valorarlo. Esta decisión fue acorde a los tiempos y requerimientos del país, sin embargo, aún queda un segundo salto en esa agenda y debe continuar, sin duda, por nuestra carta a la moneda Alejandro Guillier.

El nombre del progresismo comprende que la energía es un motor que no solamente implica la electricidad, sino también al transporte, calefacción, iluminación y todo aquello que cruza la vida de los ciudadanos, con requerimientos de los diversos sectores y estamentos de la sociedad.

Alejandro lo tiene claro en su programa, donde pone como eje central cumplir el mandato de las Naciones Unidas a incorporar de aquí al 2030. Estos son criterios de sustentabilidad integrales, con lo que se prioriza la matriz energética de cada país con energías renovables de fuentes limpias, autóctonas, a precios competitivos y que reemplacen el uso de los combustibles fósiles.

La propuesta reconoce la preocupación y necesidad urgente de actuar frente al cambio climático, donde el foco es abandonar el carbono y cumplir con los compromisos adquiridos por Chile en diciembre del 2015, en París.

Esto se justifica, además, por el hecho de que nuestro país tiene carencia de combustibles fósiles. En contraste sí existe un gigantesco potencial de energías renovables, las que deben desarrollarse a mayor escala para que estas mejoren y los precios bajen. Estas deben tener un rol preponderante en nuestra matriz energética y, consecuentemente, impulsar el desarrollo de los incentivos y la base regulatoria que generen los respaldos necesarios para maximizar el uso de diversas fuentes limpias que dispongamos.

Proponemos que los consumidores tengan un rol sustancial en la generación de energía y  así suplir los requerimientos de esta. En sectores residenciales por ejemplo, al igual que las pequeñas y medianas empresas, con una simple modificación el Estado puede dar impulso a la creación de un tercer pilar ciudadano que complemente a privados y públicos, permitiendo a cada uno de los y las ciudadanas, tener un rol preponderante en el cambio y desarrollo de la energía.

En tema de propuestas, planteamos que la electricidad mueva al transporte público, al igual que avanzar en pos de ciudades más inteligentes, potenciar el uso de autos eléctricos, centros de recarga y la posibilidad de potenciar el uso de trenes tanto de pasajeros como de carga.

Tenemos que sumar la necesidad de optimizar la infraestructura gasífera con la que el país cuenta, con el fin que este combustible también sea utilizado por el transporte.

A largo plazo, la propuesta apunta a un plan para ir abandonando paulatinamente las fuentes contaminantes – con el declarado fin de migrar de la matriz actual a una descarbonizada – lo que conlleva a una proliferación de la contaminación atmosférica y la mejora de calidad de vida a las personas que llevan décadas conviviendo con fuentes sucias y perjudiciales para la salud.

En la próxima presidencia de Alejandro Guillier, el sector de la energía tiene que ser preponderante y cimentar las bases para el desarrollo país en condiciones de sustentabilidad. Este tema que nos convoca no será, en todo caso, algo que se resuelva en lo que dura un gobierno. Guillier nos invita a avanzar en un acuerdo país que proyecte a Chile, como un país sólido y con firmes cimientos para relevar actividades productivas de forma limpia, sin el sacrificio de los territorios y de la vida y salud de las personas.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com