Elección de Consejeros Regionales

0

Por: Richard Andrade C. Director Ejecutivo de Poder y Liderazgo


Noviembre de 2017 es un mes clave para la política nacional, se realizará una nueva elección presidencial, corresponderá asimismo escoger parlamentarios y  será la segunda oportunidad en que los chilenos podremos votar directamente por los Consejeros Regionales (Cores) a lo largo y ancho del país.

Es esta última elección la que genera menor interés por parte de la ciudadanía, en gran medida por el desconocimiento de sus funciones e importancia para el desarrollo territorial, situación que tiene su explicación en la poca o casi nula cobertura que dan los medios de comunicación a estas candidaturas y la errada decisión de las colectividades políticas por generar despliegues propagandístico con escasos recursos logísticos y económicos para dar a conocer las propuestas de los diversos candidatos que aspiran a integrar los distintos Consejos Regionales. Por el contrario, se opta por “anexar” dichas candidaturas a una campaña parlamentaria como si ambos cargos tuvieran una relación o dependencia directa.

Es importante destacar que lograr la elección directa de los Consejeros Regionales fue fruto de un largo y extenso debate, ya que hasta del año estas autoridades regionales eran electas indirectamente por los Concejales de cada comuna, situación que daba espacio a negociaciones donde primaba cualquier otro aspecto por sobre los intereses de los habitantes de la zonas por las cuales resultaban “electos.”  Era en palabras sencillas un premio de consuelo para aquellos que no lograban ganar los comicios municipales, en definitiva un botín político que los partidos disputaban a espaldas de los electores.

Por lo mismo, no cabe duda alguna que la figura de los Consejeros Regionales debe ser relevado a una condición de mayor conocimiento y control por parte de la ciudadanía, ya que hoy, “ad portas” de una nueva elección, muy pocos electores saben que en las manos de los Cores descansa en gran medida la decisión, implementación y financiamiento de una serie de proyectos públicos que afectan directamente la calidad de vida de millones de chilenos.

Son, este cuerpo político, el que toma las decisiones de los recursos provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), son estos actores políticos los llamados a votar por la construcción de un colegio, una posta, un par de ambulancias, la flota de bomberos, una cancha o un relleno sanitario, entre otras iniciativas.

Las principales funciones de los Consejeros Regionales son:

  • Aprobar el reglamento que regula su funcionamiento, en el que se puede contemplar la existencia de diversas comisiones de trabajo.
  • Aprobar los reglamentos regionales.
  • Aprobar los planes regionales de desarrollo urbano, los planes reguladores metropolitanos y los planes reguladores intercomunales propuestos por la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo.
  • Aprobar los planes reguladores comunales y los planes seccionales de comunas que no formen parte de un territorio normado por un plan regulador metropolitano o intercomunal, previamente acordados por las municipalidades, en conformidad con la Ley General de Urbanismo y Construcciones, sobre la base del informe técnico que deberá emitir la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo respectiva.
  • Aprobar, modificar o sustituir el plan de desarrollo de la región y el proyecto de presupuesto regional, así como sus respectivas modificaciones, sobre la base de la proposición del intendente;
  • Resolver, sobre la base de la proposición del intendente, la distribución de los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional que correspondan a la región, de los recursos de los programas de inversión sectorial de asignación regional y de los recursos propios que el gobierno regional obtenga en la aplicación de lo dispuesto en el N° 20° del artículo 19 de la Constitución Política de la República.
  • Aprobar, sobre la base de la proposición del intendente, los convenios de programación que el gobierno regional celebre.
  • Fiscalizar el desempeño del intendente regional en su calidad de órgano ejecutivo del mismo, como también el de las unidades que de él dependan, pudiendo requerir del intendente la información necesaria al efecto.
  • Dar su acuerdo al intendente para enajenar o gravar bienes raíces que formen parte del patrimonio del gobierno regional y respecto de los demás actos de administración en que lo exijan las disposiciones legales, incluido el otorgamiento de concesiones;
  • Emitir opinión respecto de las proposiciones de modificación a la división política y administrativa de la región que formule el gobierno nacional, y otras que le sean solicitadas por los Poderes del Estado.

Por lo mismo, es necesario exigir a los candidatos a Cores una debida preparación, siendo perentorio el que cuenten con conocimientos y experiencias en el diseño, ejecución y control de proyectos, ya que no es suficiente con ser amigo o protegido de “X” diputado o senador, acá se requieren competencias reales y propias. Se necesitan capacidades y actitudes para comprender e impulsar iniciativas que afectarán directamente la vida de los chilenos, ya sea por su implementación o no.

También se hace necesario que la ciudadanía, todos quienes vamos a acudir a las urnas el próximo 19 de noviembre nos informemos adecuadamente sobre las propuestas y competencias de quienes aspiran a convertirse en Consejero Regional.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com