[Comentario de Libro] Con la maleta hecha: las tres caras de un exilio permanente

0

Por: Esteban Valenzuela Van Treek. Escritor, académico y doctor en Historia


Vaya novela multifacética, profunda y bien escrita sobre el exilio que además incluye un personaje adorable; la rancagüina Gabriela que sostiene la autoestima del protagonista, el joven profesor Benjamín que no le queda otra que trabajar en una zapatería en Montreal, la ciudad de habla francesa en Quebec de Canadá. Ella se enamora de un marroquí, sigue de viaje al sur de África en cooperación internacionalista y vuelve a Chile al final de la dictadura donde su amor juvenil reaparece como espejismo de pasión y del encuentro (im) posible.

La obra es tan bien escrita que uno llora, ríe y se angustia con las encrucijadas de los personajes, entramadas en un estilo que combina lo documental- grabaron por semanas a muchos exilios-, la capacidad de transmitir el absurdo y el eros cotidiano a lo Kundera, así como el dolor existencial a lo Camus con descripciones densas de momentos claves: persecuciones y torturas, la salida de Chile, el choque civilizatorio, el regreso con la “pobreza vegetal” de Atacama versus el verdor canadiense, la precariedad laboral y la solidaridad, la radio en español que los redime del aislamiento cultural y linguístico.

Los autores son cosmopolitas y a su vez  manchegos de las cercanías de Albacete en Castilla La Mancha, y esto se nota en lo bien escrito, la precisión en los detalles y la combinación de lirismo y épica en los personajes, los que tienen sus armaduras, fantasías, amoríos, luchas y gestos de hidalguía en momentos claves en que logran atarse a pesar del extravío propio y contextual de pasar al Chile utópico, semi desarrollado y provinciano, a una de las ciudades más innovadoras y mezcladas del mundo.

Del verano cruel tras el golpe y los 33 grados de calor en el asilo en la embajada de Canadá en Santiago pasan Montreal de 15 grados bajo cero, en que “el sol no caliente”, no hay bebederos de agua pero sí máquinas que con monedas- no los inútiles escudos- les dan bebidas. Sufren el no conocer la lengua y nadie se ríe cuando el chofer de un tranvía les trata de decir que coloquen el boleto pre comprado en una ranura, y Benjamín sin entender le habla a la ranura para decir  la estación donde debe bajarse.

El cruce de los mundos está en cada historia de diáspora; vidas con claroscuros, personajes luchadores como Vicente y Sofía que no se rinden en regresar a Chile siempre con una maleta esperando, un cura de los cristianos para el socialismo que lidera las redes solidarias en época de apogeo de la teología de la liberación- Quebec es la zona católica en Canadá-, y un judío húngaro perseguido por los nazis de un país que luego por quienes en nombre de un “socialismo real” los reprimen con tanques, debe huir como tantos a ciudades cosmopolitas y progresistas que combinan libertad, fraternidad e igualdad.

Benjamín en su juventud y decepción por no ser contratado como “profesor”, va fijando la mirada en la delgada y joven vecina que tomaba sol desnuda en la azotea del edificio. Marina en cambio, con estudios de francés, logra hacerse parte del nuevo mundo e una interculturalidad activa. Tras una década de exilio las vidas van tomando rumbos nuevos y el epílogo tiene la desgracia de la imposibilidad de reinsertarse en el Chile de fines de los 1980s a quienes ya han hecho otra vida y ya no tienen “una patria”, una suerte de parias de la nación imposible.

Benjamín y Mariana quiebran, y su hija sufre como adolescente que la llevan al fin del mundo, y luego vuelve a sufrir cuando Mariana no se encuentra en el Chile gris y mercadista de la dictadura y el inicio de la transición. Allí ocurre un desenlace dramático y a su vez amoroso; se crea otra familia intergeneracional e intercultural de seres en diáspora que recalan en algún lugar donde la pervivencia y las letras reconcilian y serenan: un departamento plurinacional.


Los autores:

  • Ramón de Aguilar Martínez  (Casa de Ves 1955) es escritor, con tres novelas y diversos trabajos con editoriales de Barcelona y Valencia.
  • María Inés Picazo Verdejo (Navas de Jorquera, 1966) es académica de ciencia política de la U. de Concepción, con estudios en Francia y Canadá.
  • Acceso al libro: edisenaeditorial@gmail.com; librería Nuestra América en Concepción, Cervantes en Rancagua.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com