Chile quiere cambios… el Desafío de Guillier

0

Por: Richard Andrade C. Director Ejecutivo Poder y Liderazgo


“Chile Quiere Cambios…” con estas palabras la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, inicio su discurso tras conocer los resultados de las elecciones presidenciales 2017, donde la periodista obtuvo el tercer lugar de las preferencias con un 20% de los votos, tras Sebastián Piñera y Alejandro Guillier.

El resultado de Sánchez reafirma que el panorama político nacional cambió, pues al sorpresivo resultado de la aspirante a La Moneda se suma el hecho que su colectividad se transforma en el tercer actor político de relevancia con una bancada de diputados que sin lugar a dudas obligará al próximo presidente de Chile a redefinir la forma de establecer las relaciones al interior del Congreso Nacional y por cierto la visión de país que los chilenos quieren para el futuro. Hoy se ha generado el mayor cambio de parlamentarios de la historia de Chile, y en eso mucho tiene que ver el Frente Amplio y sus electores.

Lo logrado por el joven bloque político en menos de un año de vida, para ser más exactos sólo nueve meses, habla que la desconexión existente entre la ciudadanía y los tradicionales actores políticos son reales y van más allá de los resultados de estas elecciones, pues el Frente Amplio hoy se ha ganado el derecho de incidir directamente en la dinámica política del país.

Para la centroizquierda chilena, estos resultados suponen un desafío mayor, especialmente para Alejandro Guillier, quien ahora se ve en la obligación de salir a buscar los votos del Frente Amplio, y lo debe hacer con el pragmatismo de los resultados, esos mismos resultados que dan cuenta que existe un importante número de chilenos que quiere cambios y que se  manifiestan con la toda la fuerza de los votos y la Democracia.

Ahora bien, para Guillier el desafío de sumar al Frente Amplio no es suficiente ya que si quiere ponerse la banda presidencial, necesariamente deberá seducir a la DC  de Carolina Goic y al PRO de Marco Enríquez-Ominami, pues en conjunto ambas colectividades suman cerca de un 11% de los votos.

Se trata de un ejercicio político de envergadura que sin lugar a dudas pondrá a prueba todo el liderazgo y capacidad del Senador por Antofagasta, ya que deberá convocar a la centroizquierda en pos de aunar criterios, ceder espacios y escuchar a un grupo más diverso que la actual Nueva Mayoría y sólo entonces,  enfrentar a un Sebastián Piñera que se alza con la primera opción para convertirse en el presidente de Chile en el balotaje.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com