¡Chile es un Estado Laico Cristiano Intolerante!

0

Por: Richard Torres Rivas.  Orientador Familiar – Cristiano Evangélico


“¡Chile es un estado laico cristiano intolerante!” es una de las frases que escuchamos durante esta última semana por parlamentarios y personas que invalidan cualquier postura de los que profesan algún credo.
Chile no es un Estado laico, es un Estado aconfesional, donde cualquiera puede profesar alguna fe, algún credo, o no, pero puede hacerlo libremente.

Además, la Constitución Política de nuestro país nos permite el poder expresar lo que creemos, lo que vivimos.
Es por ello, que también, cautelando la libre expresión de la Fe existe La Ley de Libertad de Culto, por la que podemos reunirnos y expresar libremente lo que creemos y lo que profesamos. Así que ese argumento del Estado laico es un argumento incorrecto.

En nuestro país mayoritariamente se profesa el cristianismo, donde más el 20% corresponde a los evangélicos. Por eso, resulta violento callar a un gran porcentaje de personas que tienen una visión de la vida a partir del cristianismo, que legalmente es tan válido como otras posturas, porque tenemos los mismos derechos y deberes que el resto de los ciudadanos.

El desafío es practicar la tolerancia, y entender que en un estado democrático y aconfesional existen distintas visiones de la sociedad y cada una es tan válida y merece respeto.

Esta semana visitó nuestra región el “Bus de la familia” y fue penoso como grupos detractores utilizaban la violencia verbal y física para hacer ver su malestar tratando de incentivar alguna respuesta violenta.  El lugar más conflictivo durante el recorrido por la región fue en la comuna de San Fernando, donde un grupo de adolescentes liderados por personas “Adultas” con banderas del Partido Comunista instaban a los menores a agredir a las personas que esperaban el bus.

Los grupos “Liberales” que se oponen a la visión de sociedad que tienen otros ciudadanos que profesan algún credo, manifiestan que “Las religiones son intolerantes y siembran el odio” pero algunos de los auto denominados luchadores por la “Igualdad” son los primeros que tratan de imponer su visión a la fuerza y con violencia. Si su postura es tolerante y apelan a la “Igualdad” de derechos ¿Por qué no debaten con ideas y no con violencia? ¿Por qué agredieron a personas que piensan distinto y que esperaban pacíficamente en familia al bus?

Como ciudadanos debemos entender que nuestro Estado es aconfesional y en él conviven varios credos religiosos que son tan válidos como las convicciones de vida que toman personas a partir de distintas posturas ideológicas y políticas.


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com