UDD Ventures Concepción: la aceleradora de negocios que avanza en el mercado nacional

0

“Queremos seguir posicionándonos como la aceleradora de negocios líder a nivel nacional, consolidando un servicio de incubación de alto estándar”. Con sus objetivos claros, UDD Ventures busca aumentar la valorización de la cartera, para emprendimientos en etapa temprana, que es donde más necesitan la experiencia de organizaciones como ésta. Sobre ello conversó en exclusiva Poder y Liderazgo con la Ingeniero Civil Industrial Andrea Catalán Lobos, Directora de Operaciones y Servicios de UDD Ventures Concepción


“En el mediano plazo queremos consolidarnos tanto a nivel de emprendimientos individuales como corporativos, poniendo a disposición del ecosistema nuestro expertise y redes de conocimiento y de contactos, en la región del Biobío y sus regiones vecinas”.

UDD Ventures es una aceleradora de negocios que nació el año 2010 al alero de la Universidad del Desarrollo, que actualmente es la quinta incubadora a nivel nacional que se adjudica el fondo SSAF (Subsidio Semilla de Asignación Flexible), un fondo de Innova Chile – CORFO, cuyo objetivo es apoyar y potenciar de manera flexible diversos emprendimientos.

Además, ha sido la primera incubadora de negocios con sede en dos ciudades distintas, Santiago y Concepción, contando en la actualidad con una red propia de mentores, cada uno especialista en una industria o sector distinto y muchos de ellos con experiencia real en emprendimiento. Hasta la fecha, UDD Ventures ha evaluado más de 1800 proyectos y más de 80 startups han accedido a fondos públicos por más de $2.500 MM, todos con alto impacto para el desarrollo económico y social del país. (ver nota relacionada)


¿En qué está hoy UDD Ventures Concepción?

“UDD Ventures Concepción es el ala regional de la aceleradora de negocios de la UDD. Actualmente nos encontramos en un constante proceso de crecimiento y alineados siempre con la casa central de Santiago. Nuestro objetivo es poder brindar los espacios y el apoyo necesario para los emprendedores de la zona sur del país, generando el ambiente propicio para el desarrollo de sus propuestas e ideas. Contamos con un interesante portafolio compuesto por propuestas orientadas a diversos sectores productivos y de servicios, desde problemáticas regionales con soluciones de alcance global”.


Y el ecosistema del emprendimiento chileno en regiones, ¿en qué está?

“El ecosistema se ha potenciado estos últimos años. En la zona sur de Chile y en particular Concepción, lugar donde nosotros estamos instalados, se ha visto fortalecido notablemente gracias a la política pública que ha financiado la instalación de coworks, redes de mentores y una batería importante de actividades que han permitido dinamizar el entorno para emprender. Se ha visto, aún en forma incipiente, la participación de empresas en el levantamiento de desafíos que permiten orientar la generación de soluciones innovadoras y la actividad emprendedora. Por otro lado, las institucionesde educación superior han generado programas extracurriculares y modificaciones en sus mallas, incorporando temas de emprendimiento e innovación, lo que ha provocado una mejora en el nivel de preparación de las nuevas generaciones de emprendedores. Aún faltan aspectos que desarrollar, en particular, la inversión privada que aún no se formaliza ni se profesionaliza en regiones”.


¿Por qué es tan relevante consolidar este ecosistema para el país?

“Han escuchado que el tamaño del pez depende del tamaño de la pecera que lo contiene? El ecosistema de emprendimiento es una pecera y, los emprendedores, los peces. De acuerdo con Isenberg de Babson, son 13 los factores de definen a un ecosistema. Si fortalecemos de buena manera estos ámbitos, estaremos desarrollando un entorno potente y fértil para el nacimiento, crecimiento y consolidación de nuevas empresas sostenibles que aportan a la economía regional y del país, desde la producción y el trabajo”.


¿Cómo definiría al emprendedor regional?

“En la región del Biobío y dada su vocación industrial, los emprendimientos son eminentemente técnicos, basados en innovaciones en procesos y/o servicios. El equipo emprendedor concentra sus competencias en lo técnico, de alto estándar. Generalmente, los equipos adolecen de habilidades comerciales y su vinculación con redes de contacto de alto valor es bajo, por lo que su éxito en el mercado es complejo y lento. La componente de desarrollo tecnológico hace que los periodos desde la idea a un PMV son largos y costosos”.

“Actualmente y dadas las actualizaciones curriculares que se han generado en las instituciones de educación superior, en torno a la incorporación de formación en emprendimiento e innovación, el emprendedor regional está cada vez más capacitado, menos ajeno al mundo del emprendimiento. Cada vez es más común, equipos jóvenes, estudiantes o recién egresados que están pensando en desarrollar soluciones a problemáticas identificadas en la región, con visión global”.


Desde su experiencia en el cargo en la zona sur de Chile, ¿cuáles son las principales barreras o brechas que deben enfrentar los emprendedores de regiones?
“La barrera más importante que enfrentan los emprendedores de regiones es la centralización de algunas instituciones y de proveedores especializados, lo que provoca mayores costos de producción y de acceso a servicios (por ejemplo, fábrica de envases de vidrios, talleres textiles, son algunos de los ejemplos). Por otra parte,  la concentración de la producción en Santiago, hace más difícil, para los emprendedores de regiones, acceder a los tomadores de decisión, en relación a ofrecer soluciones que, generalmente, requieren procesos de pilotaje para ajustar la oferta”.


A su juicio, ¿es lo mismo emprender en Santiago que en regiones?

“Si nos remitimos a la definición de ecosistema, la respuesta resulta obvia. No es lo mismo emprender en Santiago que en regiones, también es diferente emprender en las diferentes regiones. Cada ecosistema tiene sus particularidades y los pilares muestran distintos niveles de desarrollo. De esa forma, cada emprendimiento debería identificar el entorno más propicio para su desarrollo exitoso, dependiendo de las actividades necesarias para introducirse en el mercado. Suena obvio, pero el entorno de prueba y puesta en marcha de un producto/servicio debe ser una variable crítica al tomar la decisión de su emplazamiento”.


¿Qué opinión tiene de las diversas acciones que ha impulsado el Gobierno en materia de innovación y emprendimiento?

A nivel país creo que estamos avanzando por buen camino. Se han desarrollado instancias efectivas en el apoyo al desarrollo del ecosistema emprendedor nacional. Para estar a la par de países que lideran el mapa mundial en emprendimiento nos falta aún. Países como EEUU, Israel, por citar 2 ejemplos, tienen una fuerte inversión a nivel nacional en innovación, siendo protagonista el sector privado. En esto aún nos falta, aunque ya se han establecido algunas iniciativas privadas que han diversificado las fuentes de financiamiento, dándole foco a los emprendedores. Debemos aprender de los sistemas ya probados por otros países líderes en esta industria para seguir creciendo. Talento hay de sobra en Chile, ahora es momento de potenciarlo”.


A su entender, ¿el sector privado chileno ha entendido la importancia de fomentar y apoyar el emprendimiento y la innovación?

Creo que están recién despertando y las que lo hicieron tempranamente ya son ejemplo de éxito para aquellas que hoy se están subiendo. La gran empresa está en conocimiento de que necesitan procesos de innovación constantes en este mundo que corre a una velocidad sorprendente. Las soluciones de ayer no bastan para las problemáticas de hoy, es necesario implementar nuevos procesos que puedan adelantar las soluciones del mañana y así mantener una competitividad sana, que nos lleve a seguir superándonos como país”.


¿De qué forma una Pyme puede implementar prácticas de innovación a su gestión?

“La innovación no es necesariamente un proceso que se deba desarrollar indoor. Especialmente la Pyme, que no puede mantener un equipo dedicado a la innovación, debe recurrir a su entorno para innovar. La vinculación con el ecosistema es virtuosa y permite estar en contacto y generar alianzas con actores relevantes, que están especializados en los diversos procesos y etapas del desarrollo de innovaciones. La premisa de la Pyme es tener el mejor equipo de innovación fuera de su organización, cultivando la colaboración y asociatividad. Y, además, hay fondos para ello”.


Finalmente, ¿Cómo visualiza el desarrollo del emprendimiento regional?

“Creo que las regiones tienen un rol protagónico en el ecosistema nacional, en la generación de emprendimientos de base tecnológica, orientados a soluciones del mundo productivo, no solo nacional sino también global.  Ya hay ejemplos de emprendimientos que salieron de las regiones a Santiago, y luego fuera de Chile. El desafío es conectarlos con el mercado y ahí el mundo privado tiene competencias y canales que pueden ayudar a lograrlo. La clave es la colaboración para que los emprendedores chilenos salgan al mundo”.


Al conversar con Andrea Lobos queda claro el porqué esta empresa -que busca potenciar emprendimientos innovadores de alto impacto, en etapa temprana de desarrollo- se ha ganado su espacio en el mercado nacional, apoyando a nuevos líderes que desde regiones buscan crecer, con innovación, con respeto al medioambiente, y con altos estándares técnicos.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: