[Opinión] Escape de Salmones y Buenas Prácticas

0

Por: Pedro Alvarado M. Ingeniero en Acuicultura. Especialista en cultivo de salmones, moluscos y crustáceos


La acuicultura como la conocemos en el sur de Chile, siempre ha sido referida al cultivo de salmones porque es lo que más se masificó en esta zona. Por tanto, nos referiremos al cultivo de salmones y no a la acuicultura en general en estas líneas.

El cultivo de salmones debería ser una actividad muy controlada, ya que se trata de el cultivo de especies que viven en un ambiente en el que no siempre se pueden manejar todas las variables. ¿Cómo cuales dirá el lector? Los blooms algales, la luminosidad, la salinidad, los temporales, entre otros.

Esta semana se produjo y se informó de un escape de salmones en la Región de Los Lagos, y en redes sociales ello causó la molestia de muchos usuarios, los que inmediatamente comenzaron a atacar a la industria que agrupa a los cultivadores de salmones, los salmoneros.

Cuando estudiaba acuicultura, muchos profesores señalaban que el cultivo de especies acuáticas, sea cual fuere, era similar a la agricultura. Y cuando analizamos hoy en día la agricultura, actividad muy regulada y siempre bajo la lupa porque la tenemos a la vista con mucha facilidad (lo que no sucede con la acuicultura), vemos que siempre hay especialistas tomando decisiones, y si no son profesionales del agro, es gente que “se crio” en el campo y por tanto sus conocimientos son empíricos, los adquirieron casi junto con aprender a caminar. Si son buenos o malos en lo que hacen, eso ya es otro tema, pero muchos sino la mayoría, saben de qué se trata cuando hablan y hacen cosas en agricultura.

En acuicultura, y específicamente en el cultivo de salmones, la actividad también esta fuertemente controlada; sin embargo, quienes toman decisiones (gerentes, subgerentes) bajo las recomendaciones de los mandos medios (ingenieros en acuicultura, técnicos en acuicultura, biólogos marinos, y otros profesionales de similar formación), esos mandos medios que son los que día a día están viendo como crecen los salmones desde que llegan al mar, nunca o casi nunca son escuchados por los inversionistas que están en Santiago o en el extranjero y que son los que finalmente DECIDEN si tal o cual mejora o arreglo se hace, porque sale mas o menos barato de lo presupuestado. Es mas fácil pedirle al mando medio que proyecte una pérdida y se asuma como mortalidad, a mantener ese numero proyectado como biomasa viva y hacer las inversiones necesarias para que no existan escapes o mortalidad.

Siempre se termina comparando el cultivo de salmones en Chile con el cultivo en Noruega, primero porque somos el segundo y el primero en producción mundial respectivamente, y luego porque muchas de las empresas que producen en Chile vinieron desde Noruega a hacerlo acá.

Alguien de los que critica a los salmoneros (en esta palabra se abarcan a todos los que participan en la cadena productiva, lamentablemente), se ha puesto a pensar que no hay nada mas absurdo que creer que un productor va a dejar que su “activo” se le escape o se le muera? Creo que no.

Para información de los lectores, eso no es lo que nos enseñan en la universidad, al contrario, siempre debemos tratar de buscar la manera de solucionar la dificultad y controlar aquella variable que puede ser atacada. Sin embargo, cuestiones climáticas no pueden ser controladas (un temporal, una corriente ascendente, etc). Y es lo que SI hacen en Noruega.

Desde mi conocimiento, puedo señalar que aquellos que están a la cabeza de esta industria, sobre los mandos medios, y que no fueron “criados” en la industria, siempre buscan disminuir los costos, siempre tratan de que todo sea mas barato a cualquier costa, para que sus números después sean los mejores ante los inversores, para que el dueño finalmente reconozca que el Gerente y su equipo hicieron un buen trabajo con su dinero. Y los mandos medios, que son los que conviven a diario con los salmones, deben asumir esas disminuciones de costos de producción, esperar a que la jaula sea reparada, a que las redes antidepredadrores se arreglen, se reparen o se compren, y mientras tanto son ellos, esos salmoneros, los que reciben la descarga de rabia y de descontento de la población que lee que nuevamente hubo un “escape de salmones en el sur de Chile”.

Como comente en otra columna, esta industria es una de las que más regulaciones tiene,la fiscalización no es buena y en eso Sernapesca debe hacer un mea culpa, y los dueños de las salmoneras, vigilar de manera seria que lo que le dicen sus gerentes se condiga con lo que sus mandos medios en terreno opinan y necesitan. Equilibrio se llama, y en una industria tan grande como la salmonera en Chile eso se llama “buenas prácticas” y es lo que sucede en Noruega y que acá en Chile no hacemos. 


El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no representa necesariamente la visión ni línea editorial de Poder y Liderazgo.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com