Jorge Lawrence… El hombre tras la lucha de los colegios subvencionados

0

Presidente de la Coordinadora de Colegios Subvencionados del Norte (Copanor) y sostenedor del Colegio José Lancaster de Antofagasta


Hace 10 años llegó a Antofagasta por trabajo y hoy es uno de los rostros más reconocidos en el sector educación. Es el hombre que estuvo en 2017 al frente de la lucha contra la Ley de Inclusión como presidente de Copanor y que provocó más de algún dolor de cabeza a las autoridades de turno

Jorge Lawrence Santibáñez es un joven abogado, cuya esposa es educadora diferencial, sus padres son profesores y cree firmemente en la libertad de los apoderados para poder elegir el proyecto educativo más conveniente a sus intereses. Sobre ello conversó en exclusiva con Poder y Liderazgo, abordando el sistema de la tómbola, la caricaturización de los colegios subvencionados, entre otros temas.


Sin duda que la posición del nuevo gobierno será clave para los próximos pasos de la agrupación que lidera y que el año pasado convocó las movilizaciones más masivas del último tiempo en Antofagasta, una de ellas con más de 10 mil personas.

 

Con un humor bien especial, de hablar pausado y con un discurso consistente donde da énfasis a las palabras más importantes, este año dio un paso clave al asumir como sostenedor del Colegio Evangélico José Lancaster, establecimiento que está enclavado en un sector vulnerable de la ciudad y que tiene una alta matrícula de alumnos de padres inmigrantes. Su meta es lograr que este colegio salga a la comunidad y forme personas integrales, además de mejorar su calidad educativa e infraestructura.

Hace pocos días, volvió a la carga advirtiendo los efectos de la masificación del sistema de tómbolas y cómo éste perjudicará a los estudiantes y, por ende, a los apoderados. Tema que ya promete una postura clara de su gremio y que dará qué hablar en los próximos meses.


Con la llegada del nuevo gobierno, ¿cree que habrá cambios sustanciales a la Ley de Inclusión o serán sólo cosméticos?

“El conjunto de leyes que logró aprobar el gobierno anterior, respondían a un diseño político que buscaba debilitar la educación subvencionada, creyendo que así fortalecerían la enseñanza pública. Ahí vemos la ‘tesis de los patines’ del exministro (Nicolás) Eyzaguirre. En ese contexto, esperamos que este nuevo gobierno enmiende el rumbo y presente iniciativas que apunten a fortalecer la educación subvencionada y no se quede sólo en cambios cosméticos. Entendemos que el eje central de la Reforma, relativo con el ‘fin al lucro’, no será modificado y francamente no nos complica, ya que el 100% de los de colegios subvencionados asociados a Copanor no tiene fin de lucro”.


¿Y cómo será la relación de Copanor con las principales figuras del actual gobierno, quienes rechazaron en su oportunidad la reforma educacional y ahora tienen que respaldarla por ley?

“Las nuevas autoridades no deben olvidar que la ciudadanía los puso en el poder no sólo para administrar o implementar las reformas del gobierno anterior, sino para hacer correcciones en ellas”.

“Este gobierno debe responder a las expectativas de nuestros apoderados que confiaron en su promesa de fortalecer los colegios subvencionados y devolverles el derecho a elegir la educación de sus hijos. Si los parlamentarios de oposición se niegan a aprobar leyes que fortalezcan la educación subvencionada, tendrán que rendir cuenta ante nuestros apoderados”.


¿Cree que hubo una estigmatización de los colegios subvencionados y algunas malas prácticas de los sostenedores?

“Sin duda. Durante los últimos años se hicieron caricaturas en torno a los actores del sector subvencionado. A los sostenedores se los trató de ‘mercenarios de la educación’ bajo el discurso del lucro. A nuestros apoderados se les trató de incautos o arribistas por preferir colegios con nombre en inglés. Esta política pública fue diseñada bajo prejuicios y desconocimiento. Por desgracia, las malas prácticas de unos pocos fueron la excusa ideal para aquéllos que buscaban bajar de los patines a nuestros alumnos”.


Muchos de los colegios de Copanor pasaron el año pasado a fundaciones. ¿Pueden materializar la amenaza de pasar ahora a particulares privados y con ello elevar al doble el monto de sus actuales mensualidades?

 

“Una cosa no tiene que ver con la otra. Perfectamente un colegio sin fin de lucro puede ser, a la vez, particular pagado. En nuestra ciudad hay muchos ejemplos, como San Luis, Santa María, British, etc.”.

“Ser privado o subvencionado responde únicamente a que existan las condiciones que permitan sustentar el proyecto educativo. Por eso es tan relevante que el gobierno presente iniciativas legales que aseguren la sustentabilidad de nuestros colegios en el largo plazo. De lo contrario, no quedará más opción que ser particular pagado”.


En este ámbito, ¿qué opinión tiene de los parlamentarios locales y su rol en la educación?

“La diputada Paulina Núñez ha sido la única parlamentaria que ha mostrado un real compromiso con nuestro sector. De los demás, sólo hemos escuchados palabras, pero ningún hecho concreto. Por dar un ejemplo, el senador Pedro Araya estuvo en una asamblea de Copanor en noviembre de 2016, donde se comprometió, frente a toda la concurrencia, a presentar iniciativas legales y gestionar que el Mineduc recogiera nuestras demandas, pero nunca hizo nada al respecto. Por el contrario, al ser entrevistado por medios locales, hizo un discurso encendido contra los sostenedores, acusándolos de tener de rehenes a los apoderados. Ese doble discurso ha sido muy propio de los parlamentarios de la región, con excepción de la diputada Núñez”.


Como resultado de la alta convocatoria y respaldo de los apoderados, ¿Copanor dio un giro político?

 

“Copanor es un lugar de encuentro fraterno entre los diversos actores de nuestro sector. No somos un movimiento político ni gremial. Somos una coordinadora que agrupa sostenedores, apoderados y trabajadores de colegios subvencionados. Las comunidades escolares somos una gran familia y, en este caso, actuamos coordinadamente bajo el paragua de la coordinadora”.


De esta forma, este abogado, un líder innato en regiones, sigue levantando la voz para defender los derechos de la educación subvencionada, y mantiene claro su norte, el cual sabe no le acarrea muchos amigos en algunos sectores, donde reconoce que “no debo ser una persona muy grata dentro de ese mundo”. Pero sin duda que ello no le quita el sueño.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com