En región de Antofagasta buscan desarrollar una economía alimentaria de proximidad mediante el uso de energías renovables

0

Las empresas Tomasni Green e Hidrovergel, con la colaboración de organismos internacionales y públicos chilenos, presentarán el proyecto Ruta Próxima, con miras a reducir, en 2030, más de 9.000 Tn de CO2e anuales, beneficiando a un total aproximado de 400 mil consumidores, y la generación de más de 11 mil puestos nuevos puestos de trabajo en los sectores de agroindustria y energía


La región de Antofagasta será el primer lugar del mundo donde los consumidores de hortalizas podrán obtener información certificada y segura respecto de la huella de energía, del agua y de carbono de los productos alimenticios.

De esta forma, Hidrovergel y Tomasni Green, darán inició a la etapa piloto de proyecto “Ruta Próxima”, que cuenta además con la colaboración de la multinacional inventora de riego por goteo, Netafim, además del verificador de Huella de Carbono REMIO (Observatorio Internacional de Renovables y Minería) y de la empresa hongkonesa experta de “aprovisionamiento para minería” Bestvaliu.  Además de la vinculación con el plan Territorial Integrado de Energías y la Seremía de Economía de Antofagasta.

Al respecto, Paula Vásquez, gerente general de Tomasni Green señala que “Este proyecto tiene que ver con lo que hoy hacemos realmente por la salud del planeta. De qué manera se hace conciencia en la sociedad a través de un consumo responsable, sano y que proteja el único hogar que conocemos hasta ahora que es la tierra”

De acuerdo a los datos entregados por la profesional, “actualmente sólo el solo el 1% de la energía del transporte en la región es renovable, entendiendo que en el transporte de alimentos más del 95% del consumo de verduras y el 97% de las que consumen de mineros y contratistas vienen de fuera”.

A ello, agrega que “Sin embargo el 90% de la huella de carbono de esta energía se contabiliza en la segunda región. Se asumen así los costes climáticos, pero no los beneficios económicos. El coste climático del transporte del carbón es del 2,35%, del diésel 11,81% y de los alimentos entre el 345% y el 6.280%”.

Por lo mismo, las empresas locales Hidrovergel y Tomasni Green proponen el desarrollo de una economía alimentaria de proximidad mediante el uso de energías renovables, electromovilidad, low water digital farming, y del Internet de las Cosas (IoT).

“Si el piloto de Ruta Próxima logra sus objetivos iniciales, se iniciarán 5 fases y se extenderá hasta el 2030, contando alrededor de una veintena de centros de producción, con la idea que el 50% de las hortalizas consumidas en la región se produzcan en la misma. De este modo se reducirá en 2030 más de 9.000 Tn de CO2e anuales, beneficiando a 400 mil consumidores, con la generación de 11.691 puestos de trabajo en agroindustria y energía, de los cuales la mitad serán mujeres (5.845), además de la creación de 550 PYMES”, resalta Vásquez.

De esta forma, esta nueva “Ruta de Proximidad” permitirá ofrecer a las empresas mineras una doble propuesta de valor. “De un lado alimentos sanos para los trabajadores y para el planeta y, por otro la más baja huella de energía, carbono y agua del mercado lo que repercutirá en la emisión de bonos de carbono reduciendo la huella climática de las minas y contratistas”, explica la ejecutiva.

“Ruta Próxima” pretende ser un dinamizador para otras regiones chilenas y de zonas mineras y desérticas del mundo, como también ampliar su trabajo al sector agrícola y vitivinícola nacional.


 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com