Cierres panorámicos, un emprendimiento con corazón

0

Cada día son más quienes incursionan en nuevos rubros, crean emprendimientos y se atreven a innovar, dejando atrás una vida convencional para ser sus propios jefes


Es el caso de AOT Confecciones, un emprendimiento de esos que nacen de la imaginación  y las ganas mezcladas con la necesidad y el deseo de crecer en lo propio. Sobre ello conversó Poder y Liderazgo con Belén Hernández Fernández, el rostro y el ingenio que está detrás de AOT Confecciones, que junto a Andrés Olguin, están dando vida a un emprendimiento que está creciendo en la Región de O’Higgins.

“AOT Confecciones se arma casi sin planearlo, comenzamos arreglando cortinas y haciendo fundas a los sillones de casas de familiares”.

“Más tarde pusimos un mini taller en la casa, en una de las piezas, y era complicado por la envergadura de los proyectos que hacíamos y que ahora seguimos haciendo pero a mayor escala… La verdad es que se hacía difícil confeccionar en un espacio tan pequeño. Nos dimos cuenta que el negocio tenía potencial, y sumado a la precaria situación laboral por la que atravesaba Andrés, decidimos crear la empresa y dedicarnos al 100% a nuestro emprendimiento”.

“Le dijimos adiós a nuestras profesiones en cierta forma, pero sin dejarlas del todo, pero aplicamos lo que habíamos aprendido en este negocio que nos quita el sueño y nos roba el corazón, porque es lo nuestro y estamos generando no solo un emprendimiento para nosotros, sino que dando empleo y ayudando a que otros crezcan, y eso no tiene precio”.

 

“En la actualidad tenemos dos áreas bien definidas de productos: Los cierres panorámicos de terraza, hechos a medida para cada cliente con tela PVC y mica de la más alta calidad. Pero también trabajamos en accesorios pequeños, como tabaqueras, estuches, cosmetiqueros y muchos otros. Además, confeccionamos fundas para autos y motos, renovamos la lona de toldos y quitasoles y muchas cosas más pues nuestra imaginación y ganas de crecer no parar”.


Pero no surgen de la nada, pues tenían experiencia…

“Si. Andrés cuenta con más de 8 años de experiencia en confección textil industrial, confeccionando cierres panorámicos, cubre pick up, grandes toldos y carpas. Yo lo ayudo con el área administrativa y el trato directo con los clientes, además, manejo nuestra página de Facebook www.facebook.com/AOTcl”.


¿Ha sido difícil emprender?

“Personalmente me motivaba el mejorar la situación laboral de mi pareja, ya que la empresa en la que trabajaba no tenía mayores opciones de surgir ni crecer. Lo alenté a conformar este emprendimiento y en la actualidad estamos felices con los pequeños logros que hemos tenido en nuestro año de historia”.

“Dejar atrás las profesiones, en mi caso de relaciones públicas corporativas, con el salario mensual seguro y dar el salto a un emprendimiento es difícil, pero cada vez son más las personas que se atreven a jugársela como lo hicimos nosotros”.


Un emprendimiento con potencial

“Así lo creemos, y por ello ya trabajamos en un taller más grande, contratamos ayudantes para las diferentes instalaciones y hemos generado buenas relaciones con nuestros clientes y proveedores. Su preocupación por los detalles y profesionalismo ha aportado a que aumenten las recomendaciones de los clientes… Con orgullo podemos decir que en un año ya hemos confeccionado más de 100 cierres panorámicos”.


El secreto…

“No creo que exista una receta o un secreto, más bien es el resultado del trabajo bien hecho y del profesionalismo y cariño que uno dedica a lo que hace, y en eso estamos empeñados día a día”.

“Me considero una mujer muy organizada y responsable. Gracias a mi formación, soy capaz de generar estrategias comunicacionales basadas en las necesidades reales de organizaciones públicas o privadas, y he aplicado eso en AOT Confecciones, pues posee un máster en Dirección de Protocolo, Producción, Organización y Diseño de Eventos de la Universidad Camilo José Cela de Madrid”.

“Con la tremenda capacidad, creatividad e ingenio de Andrés sumado a lo multidisciplinario de mi profesión, estamos abiertos a expandir nuestro emprendimiento pues tenemos grandes metas y sueños”.


Las oportunidades que no hay que dejar pasar

“Lamentablemente no alcanzamos a postular al último llamado de Sercotec, de lo que nos arrepentimos profundamente. Esperamos crecer bastante de aquí a las próximas postulaciones para presentar un proyecto completo e interesante. Sabemos que es una oportunidad muy beneficiosa y no queremos quedar fuera”.


Son historias como la de Andrés y Belén las que mueven a otros a atreverse y dar el paso, porque emprender no es fácil, pero lo único imposible es aquello que no se intenta, y en ello cobran fuerza las palabras de esta emprendedora cuando cita a Douglas Adams: “Puede que no haya llegado donde intentaba ir, pero creo que he terminado donde necesitaba estar”.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: