Solange Medina, de FCAB: “Reconocemos nuestra responsabilidad con las comunidades y entorno social donde operamos”

0

Hace más de 120 años que FCAB presta servicios de transporte en el norte del país, convirtiéndose en parte de la historia de la Región de Antofagasta, donde hay capítulos escritos con importantes logros, historia laboral y también críticas a este vecino, muchas veces incomprendido.


FCAB ha mostrado un cambio en los últimos años. No sólo en cuanto a su nuevo logo corporativo, sino que también en su forma de relacionarse con las ciudades por donde pasan los cientos de kilómetros de rieles, con una mayor apertura y proximidad.

Para conocer más sobre este cambio, Poder y Liderazgo conversó en exclusiva con Solange Medina, gerente de Sustentabilidad y Asuntos Públicos de FCAB, abordando los desafíos y lo que ella misma define como “grandes aprendizajes”.


¿Cuáles son los principales desafíos de FCAB en el corto y mediano plazo?

“El modelo de gestión de la compañía -refrescado en el 2015- integra tres ejes de trabajo claramente identificados: productividad, gestión de costos y sustentabilidad, siendo esta última la base de nuestro actuar”.

“Hemos centrado nuestro foco en alcanzar buenos resultados en cada uno de estos ámbitos de acción. Es así como en el 2016, logramos mover de manera segura más de 6 millones de toneladas de carga cumpliendo el compromiso de un relacionamiento fluido con las comunidades cercanas a sus operaciones, agregando valor a la vinculación natural con sus clientes, accionistas, trabajadores y vecinos”.

“Tuvimos el año pasado buenos resultados y grandes aprendizajes; hoy tenemos un 2017 con desafíos interesantes y una visión de desarrollo en la que estamos orientados a conjugar de manera virtuosa e introduciendo la mejora continua en materia de sustentabilidad y productividad. Por ejemplo, queremos propiciar la generación de relaciones basadas en la confianza y el respeto con los grupos de interés, superando el transporte de carga del 2016 a través de un modelo de gestión que apalanca la sinergia e integración de las operaciones ferroviarias y las operaciones multimodales, teniendo como principales aliados la seguridad, productividad, optimización del uso de la flota y costos de la empresa.  En esto estamos trabajando con absoluta dedicación y compromiso”.


¿Ha habido un cambio de switch en FCAB en su relación con la comunidad?, pues ve una mayor apertura y participación con la comunidad

“En FCAB reconocemos nuestra responsabilidad con las comunidades y entorno social donde operamos. Contribuir de manera visible y efectiva al desarrollo de la Región de Antofagasta nos compromete a actuar con integridad, escuchar activamente opiniones distintas y establecer vinculaciones-comunicaciones de forma directa, cara a cara, identificando intereses comunes que potencien el trabajo colaborativo y participativo”.

“Desde mediados del 2016 pusimos en marcha varios programas de relacionamiento como ‘Casa Abierta’ a través del cual se propician permanentemente visitas guiadas por las instalaciones patrimoniales de la compañía en Antofagasta y Calama; Programa ‘Sponsor’ el cual se gesta del interés y compromiso de los propios trabajadores y ciudadanos con necesidades del entorno donde viven; y ‘Vía Compartida’, proyecto, realizado en Antofagasta de manera co-diseñada y participativa entre los vecinos de Sierra Nevada, Altos Club Hípico, Doña Francisca y FCAB, el cual ha permitido gestionar de forma creativa nuestros impactos operacionales y convertir  la franja ferroviaria en un espacio vinculante, integrado y co-mantenido, logrando la habilitación de barreras arbóreas en tramos adyacentes a la línea férrea, la construcción de pasos peatonales inclusivos, limpiezas sistemáticas y programadas de la vía y hermoseamientos participativos”.


¿Qué pasa con el tema medioambiental y su relación con FCAB?

“En el ámbito medioambiental, FCAB es la primera empresa de transporte ferroviario en Chile en comprometerse con un Acuerdo de Producción Limpia APL, que en lo particular, busca garantizar estándares asociados al transporte, acopio, embarque y desembarque del concentrado mineral a granel desde y hacia el terminal portuario”.


La apertura de las puertas de la empresa ferroviaria

“Desde hace más de un año y medio, en el marco de la creación de la Gerencia de Sustentabilidad y Asuntos Públicos en FCAB, la compañía se ha enfocado en establecer relaciones virtuosas con las comunidades que son parte de su área de influencia, sustentando este vínculo en un trabajo cara a cara y participativo. Es así como el 2016 se transformó en el año de la apertura concreta de “las puertas del FCAB” y en la materialización de iniciativas reales de vinculación, integración e inclusión con las comunidades, en un marco colaborativo, de consenso y participación”.


¿Y cómo se encausó este objetivo?

“Generando una estrategia de relacionamiento clara que centró su foco, -por los primeros dos años-, en cimentar confianzas con la comunidad (establecer el vínculo y trabajar en función de alianzas) y gestionar los impactos generados por la operación ferroviaria”.

“Para ello, el primer paso de FCAB fue “ponerle rostro al nombre” e iniciar todo un proceso de presentación oficial con las diversas juntas de vecinos que forman parte de la zona de influencia crítica. En ellas se establecieron mesas de trabajo comunitarias que permitieron iniciar un proceso de nivelación de información sobre nuestras operaciones, como también acoger la inquietud de los vecinos, acciones que se tradujeron en el inicio de la generación de espacios de confianzas recíprocas”.

“Parte igualmente relevante y desarrollada de manera paralela ha sido lo relacionado con la gestión de impactos operacionales, tarea que se trabaja en conjunto con las áreas operativas de la compañía, y en donde su objetivo central es abordar con franco compromiso, los impactos identificados por la empresa y que son generados por el desarrollo de la operación ferroviaria. Dicho compromiso significa hacernos cargo y ejecutar todas las acciones necesarias para cerrar las brechas identificadas y cumplir a la comunidad”.


Entonces han ido como diría el refrán “del dicho al hecho”

“La estrategia de relacionamiento de FCAB se ha convertido en un patrón de decisiones coherente, por cuanto nace y se robustece del Modelo de Gestión “FCAB, 1 manera de gestionar” que integra en su base la sustentabilidad como eje estratégico clave, capaz de reunir y aunar los esfuerzos de modo integrado, junto a sus otros dos ejes centrales: productividad y gestión de costos, permitiendo apalancar los resultados en el hoy y cimentar el desarrollo futuro de la compañía”.

“Uno de los logros co-diseñados con la comunidad es Vía Compartida, piloto que hizo convertir la faja ferroviaria en un lugar de encuentro y beneficio compartido. Vía Compartida es un espacio co-diseñado, construido y mantenido entre FCAB y vecinos del sector norte de la ciudad (Sierra Nevada, Doña Francisca, Altos Club Hípico y Club Hípico), que integró la construcción y mejoramiento de pasos peatonales inclusivos; la generación de barreras arbóreas para ayudar a disminuir la polución y la acumulación de basura; y el embellecimiento participativo del entorno recuperando paredes en desuso para plasmar arte popular. A lo anterior se suman, operativos constantes de limpieza y mantención participativa del entorno”.


Presentes en fechas importantes, así como en el día a día

“Tenemos los Trenes Urbanos, trenes que en fechas especiales para la comunidad como las celebraciones de aniversario en Antofagasta y Calama, Navidad, Teletón, etc., se convierten en una alternativa de gran interés para miles de personas que disfrutan verdaderamente la experiencia de recorrer su ciudad a bordo de nuestros vagones, impregnados de magia y alegría”.

“También está el Día del Patrimonio, en el que la comunidad viene a conocer las patrimoniales instalaciones de la compañía (se congregan cerca de 10 mil personas sólo en una mañana). A ello debemos agregar Por la Vía de la Cultura y Por la Vía del Cine, que son actividades que tienen sólo un espíritu: generar concretamente espacios de integración y vinculación con la comunidad”.


Se habla de Casa Abierta y Sponsor, ¿básicamente en qué consisten?

“El Programa Casa Abierta y Programa Sponsor, son herramientas que han permitido reforzar el concepto de relacionamiento asertivo, recibiendo en promedio para Casa Abierta cerca de 3 mil personas en las instalaciones operacionales y administrativas de FCAB, para que conozcan lo que hacemos y su historia”.

“Programa Sponsor por su parte, ha permitido agrupar, organizar e incentivar a genuinos embajadores de la empresa dispuestos a crear lazos comunitarios y sostenidos que dejen huella en los lugares donde viven. Esto ha sido posible gracias a la apropiación de los trabajadores – ciudadanos de FCAB, que con su compromiso y ejemplo aportan a una mejor región donde vivir”.


También hubo un cambio en la imagen institucional…

“FCAB es una empresa de transporte y logística de carga para la gran minería, con casi 130 años al servicio del norte de Chile y es propiedad del grupo Antofagasta plc. Luego de procesos participativos a nivel interno en la organización realizamos un cambio rotundo después de 30 años. Es así como de manera colectiva refrescamos la identidad, identificaciones y re priorizamos nuestros valores, en decir, iniciamos una nueva etapa en este sentido que se proyecta en nuestra visión de futuro”.

“La nueva imagen con el eslogan ‘Transportamos lo valioso del norte’, se abordó con los trabajadores y reflejan el sentir y los atributos que la organización ve y quiere de su empresa como lo es la modernidad, productividad, cercanía, eficiencia, seguridad y solidez. Fue un trabajo interesante y enriquecedor pues fue colectivo y participativo de inicio a fin”.


¿Cómo es la relación con los alcaldes de Calama y Antofagasta? ¿Alguna alianza estratégica o hay temas aún sin resolver?

“Para FCAB, la sustentabilidad es parte esencial del cuerpo del negocio, es la base de nuestra gestión y accionar y, por ende, un eje estratégico en nuestro desempeño. No obstante, la sustentabilidad la hacemos entre todos”.

“Lograr el posicionamiento y potenciamiento de relaciones colaborativas, transparentes y de confianza con nuestros vecinos en Calama, Ollagüe, Baquedano, Sierra Gorda, Mejillones y Antofagasta significa ejecutar acciones consensuadas con los grupos de interés, con las autoridades y la comunidad”.

“Una herramienta potente en este nuevo estilo de relacionamiento en el FCAB es la conformación de mesas de trabajo técnicas y comunitarias, espacios en los que las comunidades, grupos de interés y FCAB exponen sus opiniones y se resuelven situaciones que tienen que ver con los impactos asociados a la operación. Este diálogo, desde nuestro punto de vista, es la mejor inversión que debemos realizar, es la que nos ha permitido avanzar, paso a paso, en las materias contingentes”.

“Queremos reafirmar una vez más nuestra apertura para seguir trasportando lo valioso del norte, que más que las riquezas naturales de la Región de Antofagasta, son los sueños, proyectos e iniciativas que nos conducen a un mejor lugar donde vivir”.


¿Cómo asumen las críticas que hay contra ferrocarril por la presencia del tren por la ciudad? ¿se sienten un vecino más de la ciudad?

“Entendemos que las personas son el corazón de las organizaciones y el motor que mueve a las sociedades. Ellas merecen respeto, reconocimiento, aprecio y consideración. La región, el Ferrocarril y el Grupo Antofagasta plc han crecido juntos y juntos queremos trabajar para construir el futuro, transportando lo valioso del norte. Sentimos que cada vez más las comunidades y stakeholders valoran nuestro deseo de vincularnos en iniciativas en las que todos aportemos y todos nos beneficiemos”.

“Creemos en la co-habitabilidad del ferrocarril con el tejido urbano, no obstante, creemos también que el cómo importa y es ese cómo el que queremos mejorar continuamente, pues respondemos al desafío de crecer con seguridad, sustentabilidad y productividad. Parte de los buenos resultados de una organización se centra en el relacionamiento virtuoso, cara a cara y transparente que se tenga con las comunidades”.

“El programa Vía Compartida -por ejemplo- nos ha permitido en conjunto con la comunidad, rescatar, hermosear y generar sentido de pertenencia con los entornos y espacios aledaños a las vías del tren. Esto no acaba aquí… ¡vamos por más este año y los que siguen!”.


De esta forma, con proyectos comunitarios, con una nueva imagen y con el convencimiento que la mejor inversión de FCAB es el trabajo con la gente, con la comunidad donde están insertos, esta empresa ha dado un paso adelante situándose entre las grandes compañías, aquellas que entienden que el valor compartido y el trabajo en equipo es un plus que las lleva sobre rieles hacia un futuro exitoso.

Compartir

Acerca del autor

Deja tu respuesta