Fernando Cortez: “Esperamos tener negocios por sobre los 800 millones de dólares”

0

En entrevista exclusiva con Poder y Liderazgo, el Gerente General de la AIA, habla sobre los desafíos del empresariado, de lo que se viene con éste y el próximo gobierno, sobre las metas de Exponor 2017, una de las ferias mineras más grandes del continente, y de las cuentas favorables que la iniciativa significa para Antofagasta


Una nueva versión de Exponor se vivirá entre el 15 y 19 de mayo, donde Antofagasta será prácticamente la capital mundial económica y de negocios, en torno de la minería. Tal como lo adelanta Fernando Cortez, gerente general de la AIA, se espera que se materialicen negocios por el orden de los 800 millones de dólares, sin considerar los ingresos que recibirá la ciudad por servicios que van desde transporte, gastronomía, hasta el rubro hotelero.

El gerente general de AIA hizo un alto en su apretada agenda que lo mantiene ocupado por estos días para abordar con Poder y Liderazgo este nuevo desafío que pone a la ciudad, en el primer plano de los mercados.

Este año será Exponor: “Exhibición de tecnologías e innovaciones globales para la minería”, ¿qué esperan de esta nueva versión?

Esperamos que Exponor sea un instrumento potente para atraer inversión e innovaciones y por esa vía ser una contribución significativa al mejoramiento de la competitividad de la industria. Esto significa un fortalecimiento de los encadenamientos productivos entre las pequeñas, medianas y grandes empresas proveedoras con la gran industria minera. Todo eso, es una contribución significativa al crecimiento de Chile que tanto dinamismo necesita.


 

¿Cuántas empresas participarían y cuántos visitantes esperan tener? ¿Ha impactado la crisis minera y situación económica del país?

Sin duda la situación económica chilena es compleja, afortunadamente el posicionamiento internacional y nacional de Exponor está consolidado, por lo tanto tendremos en torno a las mil empresas participantes, lo que fortalece a la feria como uno de los más grandes eventos de exhibición minera en el mundo. Nosotros esperamos más de 40 mil visitantes.


¿Hay alguna estimación de cuántos negocios y en términos de dólares podrían cerrarse en esta feria de negocios?… ¿Qué impacto tendrá en la ciudad?

Esperamos tener negocios por sobre los 800 millones de dólares. Pero aquí no sólo son recursos, pues una de las virtudes de Exponor, es que además de contribuir a los encadenamientos productivos entre las empresas proveedoras  y las compañías mineras, es que tiene un impacto secundario en los servicios de la ciudad que es muy positivo. Se destaca la hotelería, los restaurants, los servicios de transporte, los servicios de seguridad, servicios de aseo, etc. Aquí todos ganan.


Acá, en Exponor se junta el mundo privado y público, ¿qué esperan de este último año de Gobierno y del nuevo Gobierno?

Independiente del gobierno de turno, el trabajo entre el sector público y privado es fundamental para Exponor. En este sentido, esperamos contar con el apoyo gubernamental para generar la asociatividad que se requiere para esta feria, donde, dada la dimensión, se requiere un trabajo logístico potente. Prueba de ello es la última reunión sostenida este miércoles 5 de abril, entre las diversas secretarias regionales ministeriales y gran parte de los servicios públicos, donde se afinó así la coordinación requerida para que no hayan inconvenientes ni sorpresas y para administrar adecuadamente las situaciones de emergencia que pudieran surgir.


Se dará una instancia para propiciar el uso e incorporación de energías limpias, más ahora que todo el mundo habla de cambio climático y se fija la crítica, muchas veces, en los procesos productivos?

La Asociación de Industriales de Antofagasta está desarrollando una feria especializada para el tema energético, que es la IFT, la cual realizamos el año pasado, no obstante eso, Exponor también da el espacio y cabida para la participación de empresas que efectivamente ofrecen esos servicios. En la versión 2017, habrá muestras interesantes en ese sector.


Se llega a esta nueva versión de Exponor, con la principal empresa minera del Estado, Codelco, en medio de un proceso de capitalización; y con la principal minera privada, Escondida, cerrando una accidentada negociación colectiva. ¿Se puede decir que la minería está cambiando y qué impacto ve en estos dos casos?

Yo diría que el sector minero es una industria en permanente cambio, con constantes desafíos, tanto en materia tecnológica, de innovación, medioambiental, de relaciones laborales y vinculación con la comunidad. Por lo tanto, en el actual escenario, nosotros hemos destacado que la industria tiene que reforzar su versatilidad frente a las nuevas realidades y exigencias del entorno y la industria está en esa línea.


¿Qué impacto ha tenido entre sus socios (proveedores mineros) el bajo ciclo del precio del cobre y de qué forma, ustedes como gremio, los  han apoyado?  ¿Qué acciones concretas han tomado?

 

 

Obviamente ha sido un impacto negativo en los ingresos de la industria y eso ha obligado a un ajuste generalizado en la dotación de recursos humanos, en los contratos con las empresas proveedoras y eso ha repercutido necesariamente, en las pequeñas, medianas y grandes empresas. Nosotros como gremio, ante un escenario complejo hemos llamado desde un inicio a tomar acciones y medidas. Hemos llamado tanto al sector público como privado, para salir al ataque en este periodo de más lento crecimiento y, en esa línea, hemos realizado dos ferias en años seguidos, una de energía el año pasado y en este 2017 Exponor, que no son sino, acciones concretas para atraer inversión y negocios que va exactamente en la dirección que la economía requiere”.

Por otro lado, acabamos de instalar a partir de mayo pasado nuestro Centro de Extensionismo Tecnológico (CET), como un proyecto de envergadura de la mano con la Corfo para ir en apoyo del desarrollo tecnológico precisamente de las empresas proveedoras de menor tamaño.

En el área de recursos humanos, también en el 2016, inauguramos el Colegio Técnico Industrial Don Bosco en Calama, que busca precisamente ser una contribución a la productividad de la industria por la vía de formación de capital humano técnico que es tan necesario en la industria.

De esta forma aportamos y avanzamos, y el éxito de las versiones anteriores de Exponor estamos seguros se repetirá este 2017. Para ello hemos trabajado y seguiremos haciéndolo.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Acerca del autor

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: